argentina

El país podría producir 80 millones de toneladas de maíz

MaizarEs una de las metas de Maizar en su plan 2017; el martes realizará su congreso anual.

Dentro de diez años, la Argentina podría producir 80 millones de toneladas de maíz y multiplicar por cinco el valor de las exportaciones de la cadena de valor del cereal.

Esto significaría vender al exterior 34 millones de toneladas de maíz y sorgo por un valor cercano a los 6000 millones de dólares, exportar productos de la cadena de valor del cultivo por 12.500 millones de dólares.

Todo esto significa triplicar las exportaciones actuales de carne vacuna y de pollo, dejando de importar carne de cerdo y aumentando en gran magnitud las exportaciones de productos lácteos, con la seguridad de mantener abastecido el mercado interno. “La demanda internacional de estos granos y subproductos crece sostenidamente. Esto nos obliga a reflexionar sobre la posibilidad que tenemos y la importancia de lograr los acuerdos entre los sectores público y privado, a fin de desarrollar las estrategias que nos permitan capturar estas oportunidades”, dijo Pablo Ogallar, presidente de la Asociación Maíz y Sorgo Argentino (Maizar).

“Es una oportunidad que la Argentina no puede desperdiciar”, dijo a su vez Juan Gear, vicepresidente de Maizar y agregó: “El país tiene la capacidad de producir volúmenes mucho mayores que su necesidad de consumo interno, por eso son compatibles el abastecimiento del mercado interno con un gran aumento de las exportaciones”.

Además, la Argentina podría desarrollar las industrias de biomateriales y biocombustibles, una de las actividades de mayor crecimiento en el mundo.

La producción de biogás crece rápidamente en la Unión Europea (UE), China, la India y otros países, dado que entre sus ventajas está la sustitución del gas natural y por lo tanto puede utilizarse en las redes existentes. “La principal materia prima para producir biogás es el silaje de maíz, y el país podría producirlo en grandes cantidades”, dijo Martín Fraguío, director ejecutivo de la entidad.

Asimismo, si se consideran los empleos directos e indirectos de las cadenas propias y derivadas del maíz, el empleo total generado alcanzaría 2.599.202 personas en 2017, frente a los 859.531 de 2007. Esto equivaldría al 9,9 por ciento de la población ocupada total del país.

Estas son algunas de las metas del Plan Maizar 2017, un trabajo que viene desarrollando la Asociación desde noviembre pasado, en el que se integran los objetivos de las diferentes industrias que utilizan al maíz como materia prima.

Pero, según sus directivos, para alcanzar estos desafíos, los productores agropecuarios y los empresarios de toda la cadena del maíz necesitan reglas claras y un horizonte de largo plazo que los impulse a seguir agregando valor, a aumentar el nivel de empleo y a generar mayores inversiones.

“Desde la Asociación convocamos a todos los actores de la cadena del maíz a trabajar juntos para alcanzar el verdadero potencial que tiene y dar un paso hacia el futuro que nos permita aprovechar en forma efectiva la oportunidad histórica de crecimiento que brinda el mercado mundial”, dijo Ogallar, al presentar el próximo Congreso, que organizado por la entidad, se realizará el martes próximo desde las 14 en el Hotel Four Seasons, Posadas 1086, Buenos Aires, con el lema: “Tripliquemos valor: en la producción, la mesa y el trabajo”.

Cadenas

El primer orador será el economista Aldo Abram, quien ofrecerá un panorama sobre las cadenas agroindustriales y la situación económica actual.

Luego, en el panel “Planes provinciales de la cadena del maíz”, funcionarios de los ministerios de Asuntos Agrarios de las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y San Luis darán su visión acerca del potencial del cultivo en varias de las zonas maiceras de la Argentina.

En tanto, Fraguío se referirá a las oportunidades que tiene nuestro país para incrementar la transformación de maíz y sorgo en productos de más valor.

Por su parte, el especialista Ed Allen, del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés), expondrá sobre el mercado internacional del maíz y Lyle Crossland, de la empresa Monsanto, disertará sobre las nuevas tecnologías para el cultivo de maíz, existentes y las que están por venir.

Finalmente Ogallar y Gear cerrarán el Congreso presentando las oportunidades y los desafíos para las cadenas de maíz y sorgo en los próximos 10 años.

Fuente: La Nación

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido