General

Bioceres, bioetanol a partir de residuos forestales

biodiesel-bioceres-cartamoConsiguió $1.2 Millones para ver cómo producir bioetanol a partir de residuos forestales.

Una sociedad inversora agropecuaria está trabajando en el desarrollo de procedimientos biotecnológicos para hacer biocombustibles en base a los desechos de la industria maderera y azucarera.

Bioceres -la sociedad inversora formada por accionistas vinculados a la agroindustria y base en Rosario- consiguió un aporte de $1.2M para sus desarrollos de procedimientos biotecnológicos que permitan la producción rentable de bioetanol a partir residuos forestales.

El proyecto de investigación en este biocombustible de segunda generación –que arrancó el año pasado en sus laboratorios de Rosario y es a seis años- ya recibió aportes privados y públicos (incluso una alianza estratégica con YPF), a los que ahora se le sumó el financiamiento de la Agencia Santafesina de Ciencia, Tecnología e Innovación.

En líneas generales, la idea es aprovechar los residuos de la industria maderera y azucarera que, mediante el uso de enzimas, se degradan a azúcares transformables en biocombustibles a través de la fermentación. “En este proceso se está avanzando a nivel mumolecular farmin,ndial, siendo uno de los mayores inconvenientes en su desarrollo el costo del tratamiento enzimático”, explicó a punto biz Gustavo Schujman, gerente de Biotecnología Industrial de Bioceres.

En este aspecto clave Bioceres está aplicando lo que se llama Molecular Farming, tecnología que utiliza plantas como biorreactores para la producción de enzimas de interés, y con la que está trabajando es con el cártamo a fin de producir enzimas en base a sus semillas. El cártamo es un cultivo que crece en regiones semiáridas, no compite con cultivos estratégicos del país ni participa en la cadena alimentaria en Argentina. Precisamente, los fondos otorgados por el gobierno de Santa Fe se usarán para desarrollar la selección de las mejores combinaciones de enzimas para su producción en cártamo.

“La tecnología de Molecular Farming tiene un costo de desarrollo inicial importante, es por eso que se justifica cuando se aplica a un mercado de gran tamaño. La ventaja de esta metodología es que una vez desarrollada, la producción de las enzimas es más económica que con otras tecnologías existentes”, agregó Schujman.

El cálculo que hacían en Bioceres es que con los valores de 2014 podrían generar bioetanol de segunda generación a razón de u$s 0.5 por litro. Bioceres está formada por más de 290 accionistas vinculados al sector agroindustrial y está dedicada a la gerenciación y el financiamiento de proyectos vinculados a la agro-biotecnología.Punto Biz.

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido