acsoja argentina

Acsoja, los desafíos de la industria aceitera

biodiesel-acsoja-2014Aniversario de Acsoja.Los desafíos de la industria aceitera vistos por Dreyfus, Noble y AGD

Un punto fuerte del décimo aniversario de Acsoja, que lo celebró en la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, fue la mesa de aceiteros que tuvo como oradores a Gonzalo Ramírez Martiarena (Dreyfus), Alfonso Romero (Noble) y Roberto Urquía (AGD).

Ramírez Martiarena mostró proyecciones de crecimiento de la demanda china y calculó que el gigante estaría importando 130 M de toneladas de poroto de soja para 2020. “En la Argentina, de los 55 M de toneladas que producimos, sólo el 4% va para producir carne. En Brasil es el 16%, y en EEUU, 26%”, dijo y pidió “estimular la demanda interna”. “¿Qué es lo que nos está pasando que destinamos tan poca proteína vegetal para alimentar a nuestros animales?”, preguntó.

Al comparar a los principales países sojeros, dijo que EE.UU. recompone sus stocks al 11% contra 5 en la década anterior. Brasil pasó del 3 al 4% de relación de stocks vs consumo, y Argentina está en el 23%. En Brasil el stock queda en mano de la industria, en EE.UU. está repartido, y en la Argentina está en mano del productor, que tiene capacidad para almacenar más de una cosecha de soja”. Sobre la transparencia de los mercados, Ramírez Martiarena destacó que en la Argentina, todos los días, todo el tiempo, todos sabemos cuánto vale la soja. Esto en Brasil es más difuso, lo mismo en EE.UU. “La capacidad de almacenar cosecha ayuda a la formación de precios”, dijo.

A continuación, Romero se preguntó si Argentina va a estar en condiciones de infraestructura para responder a esa creciente demanda”.¿Se puede transportar 70 M de t de soja con la infraestructura que tenemos?”, inquirió. ¿Quién va a responder al 25% de crecimiento de volumen de soja que se está esperando?, dijo. “Si miramos la eficiencia, pagando 50 dólares por tonelada, somos el país menos competitivo porque el flete por camión es el sistema más importante en nuestro país”, dijo.

“Por debajo de 365 dólares por tonelada de soja, en campo alquilado, el productor no siembra soja y el precio mínimo es de 332 dólares por tonelada en campo propio. Toda la serie de costos ocultos hace inviable la producción. En Brasil, estos precios mínimos son mucho menores, lo mismo en Estados Unidos”, detalló. “Pero hoy no podemos meter más camiones.

Tenemos que modificar el modo de abastecer los puertos. Reducir la cantidad de camiones y aumentar el de barcazas daría una gran mejora. Deberíamos replantearnos la forma en que estamos moviendo las cosechas”, dijo. “En capacidad instalada nos hemos anticipado a un crecimiento que no se produjo. La industria se adelanta, pero la producción no logra avanzar por un tema de pérdida de competitividad”, agregó. 

Finalmente, Urquía dijo que si diversificamos los destinos nos hacemos menos vulnerables. “Si exportamos solamente porotos de soja, la China dependencia es fenomenal. En los últimos 10 años, el 80% del destino de poroto argentino fue a China y esto debería preocuparnos a todos. Y China además usa barreras paraarancelarias”.

Además de la harina y el aceite, el industrial mencionó la glicerina que tiene varios destinos y que si se refina además es muy útil en farmacopea. También la lecitina, otro subproducto, tiene una cantidad de destinos para alimentación de salmónidos. “La dependencia de China debe preocuparnos”.

Fuente: PUNTO BIZ

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido