FOSFORO LIQUIDO

El campo argentino, en jaque por los excesos hídricos

biodiesel-inundaciones-campAapresid elaboró un informe en el que da cuenta de la gravedad de la situación en la mayoría de los lotes y cultivos a causa de las abundantes precipitaciones que se registran desde comienzos de año.Zona inundada en los alrededores de Venado Tuerto, a fines de marzo. Gentileza: Conexión Rural.

Las abundantes precipitaciones ocurridas desde febrero en distintas regiones productivas del país han generado excesos hídricos que provocaron el anegamiento, falta de piso y ascenso de napas en campos, y la intransitabilidad de caminos rurales en numerosas localidades.

Como consecuencia, se ha retrasado la cosecha de soja y maíz, mientras que la siembra de trigo y otros cultivos de invierno se ha visto demorada y en algunos casos ya no será posible sembrarlos. También se perdieron sectores de cultivos que no pudieron levantarse. Además, preocupa la compactación y huellas profundas que dejará el paso de la maquinaria en húmedo.Si bien la cantidad de agua caída ha sido importante, los problemas ocasionados se agudizaron por distintas causas. Por un lado, el desplazamiento de las gramíneas de invierno redujo el consumo de agua del suelo (en algunos casos a la mitad) y originó excedentes hídricos al dejar como único cultivo anual a la soja. Otro factor fundamental ha sido la falta de inversión en obras de infraestructura (canales) y en mantenimiento de caminos.

En este marco, desde Aapresid (Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa) sostuvieron que “la situación es preocupante y urge articular acciones entre el Estado y los productores para darle solución”.

El organismo realizó un informe de situación en el que recogió los testimonios de socios de sus distintas regionales e imágenes de lo que sucede hoy en el campo. ”La situación de los caminos en la Regional Bragado-Chivilcoy, en algunas zonas, es alarmante, y muestra claramente la falta de mantenimiento de los mismos“, opinó el ingeniero agrónomo Juan Manuel Iglesias.

El especialista agregó: “No se limpian canales, no se altean y cunetean los caminos y cada vez que se hace un trabajo para acomodarlos, lo que hacen es pasarle una motoniveladora ‘suave’, por arriba, y sin altear la parte media del camino. (…) La consecuencia es que se forman cortadas, charcos permanentes, el tránsito genera pozos profundos hasta impedir el paso de vehículos”.

Con respecto a la zona específica de cultivo, indicó que “hay muchos lotes con agua en la superficie, y se atrasó la cosecha. Si bien ahora se está cosechando, se perdió mucho rendimiento. Los campos quedan con muchísimos huellones y va a estar complicada la siembra de fina”.

Por su parte, la ingeniera agrónoma Leticia Avedaño, de la Regional Laboulaye (Córdoba), señaló que “las mayores complicaciones se ven de Laboulaye, al este (Villa Rossi, Rosales). Las napas en esa zona están altas y con la perspectiva de que continúen así el resto del año, lo que complicaría mucho en la primavera si se concreta el efecto Niño anunciado”.

En la Regional San Jorge (Santa Fe) también expresaron su preocupación: “Todos los miembros de la regional han sufrido de alguna u otra forma problemas por exceso de agua. Al momento la situación quizás no es tan grave como en otras zonas pero se complica el final de la cosecha y más que nada la siembra de trigo, sobre todo los ciclos largos. Estas situaciones están presentes en los campos más bajos al día de hoy”.SUPERCAMPO.

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido