General

En Argentina la industria del biodiesel tiene renovadas expectativas por las nuevas medidas del gobierno

Las nuevas medidas tomadas por el Gobierno nacional para poner en igualdad de condiciones al biodiésel argentino con el gasoil importado en materia impositiva y la adecuación en la alícuota de derechos de exportación, abren nuevas expectativas para el sector. 

La Cámara Argentina de Biocombustibles (CARBIO) respaldó hoy la adecuación de la alícuota del derecho de exportación que fue implementada recientemente por el Gobierno nacional, ya que la medida “aporta a la industria un mayor margen de maniobra y competitividad para la búsqueda de nuevos mercados de exportación”.

El efecto de esta medida fue inmediato y muestra la incidencia que la producción de biodiésel tiene sobre la cadena sojera, ya que desde el anuncio de la adecuación de la alícuota de exportación el aceite de soja aumentó su cotización en 50 dólares por tonelada, con el consiguiente impacto positivo en la generación de divisas de esta cadena que es una de los principales sostenes de la economía del país.

Las exportaciones a nuevos destinos, necesarios para compensar la controversial e importante pérdida de las importaciones de la Comunidad Europea, que seguirán cerradas a pesar de estas medidas y al menos mientras dure el proceso de reclamo argentino en la Organización Mundial de Comercio.

CARBIO destacó el “significativo apoyo” de la Cancillería Argentina en este litigio, y dijo que las ventas se encontraban hasta antes de esta medida seriamente afectadas, ya que los altos niveles de las alícuotas de derechos de exportación dificultan significativamente la posibilidad de realizar ventas al exterior y la búsqueda de nuevos mercados.

La industria remarcó la necesidad de sostener esta medida con una solución a la imprevisibilidad que genera el actual sistema de alícuotas móviles hoy vigente, que obliga a que tales alícuotas se fijen en la instancia del embarque y no al de la concertación del negocio.

Eso provoca diferencias en el valor finalmente a pagar, generando incertidumbre en la previsión del resultado del negocio.

La cámara ha propuesto habilitar un registro de contratos de biodiésel que permita a la Aduana verificar la alícuota de retención vigente a la fecha del contrato, o retomar el sistema de alícuotas fijas, lo que sería una solución al permitir la comercialización anticipada del producto, requerimiento fundamental por la logística que exige el proceso de exportación.

Por otro lado, la operatoria en el mercado interno requiere un acomodamiento en el tratamiento tributario con relación al gasoil importado, para que se pueda poner en marcha la anunciada implementación del corte en generación eléctrica, medida sobre la cual el Gobierno Nacional envió un proyecto de ley que ya está cercano a su sanción en el Congreso de la Nación.

Esta iniciativa pone en igualdad de condiciones a estos productos, y de implementarse seguramente va a generar un importante ahorro de divisas por la sustitución de importaciones de gasoil con biodiésel de producción nacional.

La menor exportación de biodiésel impacta en un mayor excedente de aceite de soja, lo que ocasiona menores precios y una mayor capacidad ociosa, que actualmente asciende al 40%, todo lo cual genera un menor ingreso de divisas al país.TERRA.

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido