biocarburantes

Biodiesel en Argentina, con medio tanque más vuelve a arrancar

El beneficio a la industria intenta revertir el parate que impuso el cierre del mercado de España para el producto. Obtuvo 217 votos a favor en Diputados. La semana próxima, el Senado intentará convertirlo en ley. 

La Cámara de Diputados aprobó el proyecto para eximir del pago de impuestos a la producción de biodiésel hasta que se normalice la situación con la Unión Europea, principal destino de exportación de este combustible. El resultado fue 217 votos afirmativos, y los cuatro votos negativos provinieron de Alcira Argumedo (Proyecto SurUnen) y de los integrantes del Frente de Izquierda, Nicolás del Caño, Pablo Sebastián López y Néstor Pitrola. Las abstenciones fueron ocho y los ausentes, 27. La producción local de biodiésel pasó de 712.066 toneladas en 2008 a 1.997.070 en 2013, un incremento de 180 por ciento, según dato del Ministerio de Agricultura. Sin embargo, por las trabas de la Unión Europea al ingreso de estos combustibles, el complejo aceitero perdió el año pasado exportaciones por 1500 millones de dólares, aproximadamente.

“La Argentina tiene una capacidad instalada de cuatro millones de toneladas por año en plantas de biodiésel distribuidas en siete provincias argentinas. Su actividad motoriza las diversas economías regionales en gran parte del territorio nacional”, sostuvo Julián Domínguez, presidente de la Cámara de Diputados. Los legisladores del PRO y la UCR cuestionaron la decisión del Poder Ejecutivo. Sin embargo, terminaron acompañando la medida, al igual que algunos legisladores del Frente Renovador. La semana que viene comenzará el tratamiento en la Cámara de Senadores.

“El gobierno nacional creó una maraña de ilegalidades ‘morenísticas’ que destruyó la industria del biodiésel y ahora busca frenar el desastre productivo, pero solamente hasta el fin de su mandato”, sostuvo el macrista Federico Pinedo. El diputado del PRO omitió mencionar las restricciones que actualmente aplica la Unión Europea. El impuesto antidumping viene aplicándose desde fines de noviembre pasado y se fijó en 24,6 por ciento, es decir, entre 216,6 y 245,6 euros por tonelada. Esto produjo un freno en la producción local.

Para intentar compensar esta situación, el Poder Ejecutivo envió el proyecto votado ayer, que exime de la alícuota del 22 por ciento del biodiésel que se utiliza para la generación eléctrica y del 19 por ciento de la tasa del combustible. Estas medidas tendrán vigencia hasta que se solucione el conflicto con la Unión Europea. En este sentido, la Organización Mundial de Comercio (OMC) ya estableció formalmente un panel para resolver el reclamo argentino.

“Acá hay una acción de la Unión Europea, que ha creado mecanismos antidumping que fueron iniciados efectivamente por una actitud unilateral de España, que era el destinatario de alrededor del 80 por ciento de las exportaciones argentinas de biodiésel y las interrumpió”, argumento Carlos Heller (Nuevo Encuentro-FpV), quien además aclaró que España también aplicó medidas antidumping a Indonesia. De esta manera, intentó echar por tierra los argumentos de la oposición que vinculaban las trabas al biodiésel con la expropiación del 51 por ciento de las acciones de YPF a Repsol.

“Estamos cediendo y desgravando con un costo fiscal del orden de 2000 millones de pesos, que es lo que viene demandando el lobby de las grandes aceiteras desde hace dos años, que son responsables del 70 por ciento de producción y exportación. Así reproducimos el comportamiento de un mercado oligopólico”, sostuvo Lozano, que votó en contra.

Los legisladores que se abstuvieron fueron Elisa Carrió, Ana Clara Carrizo, Pablo Javkin, Martín Lousteau y Fernando Sánchez, todos de Unen; Víctor De Gennaro, Claudio Lozano y Antonio Riestra, estos últimos de Unidad Popular. Entre la lista de ausentes se destacaron Oscar Aguad (UCR), Ignacio de Mendiguren (Frente Renovador), Darío Giustozzi (FR), Pablo Tonelli (PRO), Adrián Pérez (FR) y Facundo Moyano (Cultura, Educación y Trabajo). “El proyecto contribuye a mejorar la situación del sector a pesar de que existen objeciones respecto de aspectos inherentes a asuntos constitucionales y técnica legislativa”, afirmó Ricardo Buryaile, miembro informante del radicalismo.

Desde 2009, la Argentina se convirtió en el principal abastecedor de biodiésel de la Unión Europea (UE), alcanzando en 2011 los 1847 millones de dólares, que dieron cuenta del 13 por ciento de las exportaciones argentinas al continente. Por Sebastian Abrevaya/PAGINA 12

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido