precio del biodiesel

El Gobierno de Argentina subió los precios del biodiésel para el mercado interno

El Gobierno de Argentina subió los precios del biodiésel para el mercado doméstico luego de tres meses sin cambios, una medida muy reclamada por los productores ante el alza de los costos por la elevada inflación general y una abrupta devaluación en enero.

En el país sudamericano, uno de los mayores exportadores mundiales del biocombustible, el diésel comercializado en los surtidores debe poseer un 10 por ciento de biodiésel.

Sin embargo, debido a que la Secretaría de Energía no había actualizado los precios del biocombustible desde noviembre, la mezcla tiene actualmente menos del 5 por ciento de biodiésel, ya que los productores se negaban a entregar su producto a valores que consideraban muy bajos.

Argentina elabora su biodiésel en base al aceite de soja, del que es el mayor exportador mundial y cuyo precio se disparó en pesos tras la reciente devaluación de la moneda local, aunque por lo general es producido por las mismas empresas que elaboran el biodiésel.

La Secretaría de Energía publicó en la noche del jueves en su página web (www.energia.gov.ar) los nuevos precios para el biodiésel en el mercado local, que están segmentados de acuerdo al tamaño de la empresa.

Para las firmas de gran escala, el precio del biodiésel, actualizado hasta febrero, es de 5.319,84 pesos por tonelada, un 17,4 por ciento superior a los 4.533,04 pesos vigentes hasta el jueves.

Las plantas de mayor escala, entre las que se encuentran las de empresas como Cargill, Bunge y Louis Dreyfus , producen prácticamente la totalidad del biodiésel argentino.

La Cámara Argentina de Biocombustibles había advertido el lunes que el nivel de biodiésel en diésel era menos de la mitad del 10 por ciento exigido para la mezcla ya que, tras la fuerte devaluación del peso en enero, los costos del aceite de soja, que cotiza en dólares y es el principal insumo, se habían disparado y el valor oficial congelado no alentaba a que comercialicen el producto.

El mercado argentino de biodiésel, que con el incremento en diciembre del cupo de mezcla a 10 por ciento demanda entre 1,1 y 1,2 millones de toneladas del biocombustible, es muy importante para la industria luego de que en noviembre Europa prácticamente cerró las compras del producto de Argentina.

La Unión Europea (UE) en noviembre aplicó un arancel promedio de un 24,6 por ciento para los próximos cinco años a las importaciones de biodiésel provenientes de Argentina, a la que acusó de dumping. Antes de la medida, que virtualmente cerró el mercado europeo, el bloque era el principal destino de los embarques argentinos.

Debido a los aranceles, las exportaciones de Argentina de biodiésel caerían hasta un 39 por ciento interanual en 2014, a 700.000 toneladas, mientras que la producción del biocombustible bajaría un 11,5 por ciento interanual, a 1,8 millones de toneladas, según la Cámara.

A mediados de diciembre, Argentina presentó un reclamo formal ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por la decisión de la UE de aplicar aranceles punitivos a la importación de su biodiésel.BUENOS AIRES, 14 marzo (Reuters/EP) –

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido