biocombustibles

La camelina, alternativa en barbecho

biodiesel-camelina.gifServicio de Recursos Agrícolas del Gobierno de Aragón propone esta planta oleaginosa como una alternativa barata y productiva a los cultivos utilizados habitualmente en rotación; se está experimentando con ella en las fincas de prueba de Lupiñén e Híjar. 

Aníbal Capuano y Miguel Gutiérrez, en la finca experimental de Lupiñén, en la provincia de Huesca. HERALDO.

Se llama camelina y se está abriendo paso poco a poco. Este cultivo oleaginoso ha seducido con su rusticidad y adaptabilidad al terreno a los miembros del Servicio de Recursos Agrícolas de la Dirección General de Alimentación y Fomento Agroalimentario del Gobierno de Aragón. Como explica el responsable de este departamento, Miguel Gutiérrez, apareció por sorpresa en 2012, muy cerca de la finca experimental de Híjar, en el Bajo Aragón (Teruel). “Fue un año durísimo de sequía en esa zona, donde prácticamente no se cosecha nada en esas circunstancias”, recuerda Gutiérrez.

Para su sorpresa, vieron como la camelina se mantenía a lo largo de todo el año a pesar de las duras condiciones agronómicas. Decidieron por ello llevar una muestra para su estudio a la Unidad Técnica de Cultivos Herbáceos del Departamento de Agricultura. Investigando, dieron con la empresa que la cultiva en Aragón, Camelina Company. “En una zona en la que no se cosechó cereal, ellos consiguieron entre 500 y 700 kilos de semilla en una superficie de entre 2 y 4 hectáreas”, asegura Gutiérrez.

A raíz de aquello, decidieron seguir la pista de este producto y entablaron relación con la empresa. El año pasado se realizaron nuevas pruebas en Híjar y se presentó además a los agricultores de la provincia de Huesca en la finca de trabajo Lupiñén (comarca de la Hoya), durante las I Jornadas de Transferencia del Cereal. “Fue un año excepcional de producción, se alcanzaron unas condiciones y la cosecha aumentó muchísimo”, recuerda Miguel Gutiérrez. Su principal ventaja es que se trata de un cultivo muy rústico y resistente, capaz de soportar tanto sequías como heladas e ideal para cultivar en zonas de secano árido o semiárido, esto es, el 75% de la superficie agrícola de Aragón. Dada su facilidad de manejo, resulta recomendable para su producción en las fincas en barbecho como alternativa a los cultivos “más complejos” que se usan en rotación. Se trata así de una especie ‘low cost’, que precisa de escaso laboreo, baja fertilización y no necesita productos agroquímicos.

Biocombustibles y Omega 3

La camelina se utiliza como materia prima para la fabricación de biocombustibles y harinas vegetales ricas en proteína Omega 3. “Los ganaderos tienen que comprar la proteína fuera, principalmente soja, esté cara o barata, porque la necesitan. Si en Aragón pudiera producirse, se reducirían estos costes”, apunta el portavoz del Servicio de Recursos Agrícolas. El precio de referencia en origen lo marca, precisamente, la soja, que ahora ronda los 310 euros la tonelada. Por ello, en su opinión, es necesaria la transferencia de toda esta información mediante jornadas como la celebrada el año pasado en la provincia de Huesca y que este año se celebrarán, en su segunda edición, en la localidad de Sádaba.

La empresa Camelina Company ha sembrado para la próxima campaña, aproximadamente, 300 hectáreas en Aragón, en el que será su quinto año de actividad. “Estamos convencidos de que con el tiempo se generalizará su producción, ya que de momento no existen cultivos alternativos o complementarios para las zonas áridas o semiáridas de España. Estamos trabajando para que así sea”, comenta el director técnico de la compañía, Aníbal Capuano.

Javier Sánchez Blasco. Huesca

Fuente: El Heraldo

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido