biocombustibles

Biodiésel, error estratégico

Hace muchos años arrancaba con fuerza y con las alforjas llenas de expectativas el negocio del biodiésel en Ferrolterra y, en concreto, en el puerto exterior. Gigantes inversiones para la ejecución de dos plantas en Caneliñas para revolucionar, junto con la de Río do Pozo, este novedoso mercado. Las autoridades acudían a las inauguraciones y no dudaban en situar este territorio como la capital del biocombustible en España. Se abrían grandes horizontes a golpe de potentes inversiones avaladas, en buena medida, por ayudas públicas.

Pero la realidad, siempre tozuda, ha demostrado, con el paso del tiempo, que el sector ha resultado un nuevo fiasco. Uno de tantos en la mal llamada reconversión industrial.

Para muestras, botones. La zaragozana Entabán, en la rada exterior, y Biocarburantes Peninsulares, en el polígono naronés, nunca han producido ni van a hacerlo, ya que el Gobierno no les ha asignado cuotas para ello. Queda Infinita Renovables, avalada por el grupo Isolux Corsán. Una firma que ha decidido ponerse en manos de un potente grupo indonesio para explotar su concesión portuaria.

Solo cabe esperar que arranque de una buena vez.

Pero aunque así sea, no nos engañemos, el ¿negocio? del biodiésel se ha revelado como un gran fiasco. Otro más. Detrás, 150 millones de euros -se dice pronto- de aportaciones económicas. Lo que iba a ser un sector estratégico se ha quedado en un estratégico error. Es lo que hay.

Andrés Vellón

Fuente: La Voz de Ferrol

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido