biodiesel

Argentina, reclamos a Costa por la crisis en las pymes de biodiésel

Sin audiencia previa, empresarios del sector fueron al despacho del secretario y le pidieron que actualizara los precios

Paralizadas, con inminentes suspensiones de personal y frenadas sus entregas a las petroleras, las pymes de biodiésel jugaron el martes pasado una carta fuerte: sin tener una audiencia concedida, una veintena de empresarios decidieron ir por su cuenta hasta las mismas oficinas del secretario de Comercio, Augusto Costa, para ver si podían ser recibidos.

Lo lograron y le plantearon un reclamo por la falta de actualización del precio de este biocombustible, cuyo último valor es de noviembre pasado, no se actualiza desde entonces y no puede cubrir sus costos, situación que se agravó con la devaluación. Costa prometió resolver el tema en los próximos días.

Las pymes de biodiésel, que son una treintena y ocupan a unas 2500 personas, abastecen el 80% de este producto que se usa en el corte del gasoil. Anualizadas, son unas 900.000 toneladas sobre un total de 1,2 millones de toneladas. En diciembre pasado, el Gobierno ordenó subir el corte del 8 al 10%. Para ello, en enero se pasó primero al 9% y a partir de febrero se debía llegar al 10%, algo que, según advierten en el sector, no ocurrirá porque se cortaron las entregas a las petroleras ante la falta del precio que tiene que publicar el Gobierno, que ya acumula dos meses de demora.

Para una firma con una planta de 50.000 toneladas, que entra en la categoría de mediana, el último precio que se publicó es de noviembre, con un valor de 5684,31 pesos la tonelada.

“Con el último precio publicado no alcanzamos a comprar los insumos, es imposible mantener la estructura, no tenemos más espalda para seguir trabajando a pérdida, no podemos sostenerlo ni económica ni financieramente. No hay alternativa más que detener la producción”, señaló Tomás Lorda, vicepresidente de la Cámara de Empresas Pyme Regionales Elaboradoras de Biocombustibles (Cepreb).

En estas empresas, el 80% del costo está compuesto por el aceite de soja y el metanol. Según datos de las empresas, hoy el costo de producción ronda los 7120 pesos. Contra el último valor oficial publicado en noviembre, por $ 5684,31, una planta de 50.000 toneladas pierde unos 1400 pesos por tonelada.

Impacto

“La falta de publicación de precios, en un negocio en el que el 80 por ciento del costo es el aceite y metanol, ambos en dólares, hace imposible mantener las empresas en marcha. Y la devaluación ocurrida en las últimas semanas y la no publicación de los precios de diciembre y enero, junto con los retrasos de octubre y noviembre los valores de estos se publicaron luego de cuatro meses, fueron el golpe final”, afirmó el vicepresidente de la entidad que agrupa a las pymes.

En medio de la crisis, el martes pasado las empresas jugaron la carta de ir a ver a Costa. “Nos reunimos en la cámara y luego fuimos a ver si nos recibía, porque algunas pymes habían comenzado con suspensiones. Fuimos sin agenda, pero con una nota para advertir de todo esto”, contó a este diario uno de los empresarios del rubro que pidió reserva de su identidad.

La veintena de empresarios se hizo anunciar en la entrada de la Secretaría de Comercio y luego fueron atendidos por un secretario de Costa. Casi media hora después pasaron a ver directamente al mismo titular de la dependencia.

El intercambio con el funcionario fue breve. Duró no más de 10 minutos, pero fue suficiente como para que los empresarios se quedaran con una promesa por cumplir en los próximos días. “Nos dijo que el precio por la actualización del valor estaba por salir”, indicó uno de los asistentes.

Sin la publicación de los precios de diciembre y enero, y con un valor de noviembre que no cubre los costos, se cortaron las entregas a las petroleras.

“Las empresas dejaron de entregar el producto y este mes seguro que las petroleras no van a llegar al 10 por ciento de corte”, señalan entre los empresarios.

El vicepresidente de la cámara de las pymes dijo a LA NACION que la situación en el sector es compleja. “La situación es realmente crítica. La mayoría de las pymes están paradas o lo harán en los próximos días, una vez que terminen de liquidar sus stocks de aceite”, remarcó Lorda. En la Secretaría de Comercio aún no adoptaron una resolución sobre el tema, pero les prometieron a los empresarios una respuesta.

Una industria que creció con el kirchnerismo

Con pymes Sancionada en 2006, la ley 26.093 determinó la obligatoriedad del corte de los combustibles (la nafta con etanol y el gasoil con biodiésel) y privilegió una forma específica de hacerlo con pymes. La norma le da un rol importante a las pymes para que generen desarrollo y empleo.

Desarrollo afectado En 2012, Axel Kicillof, entonces viceministro, impulsó una suba de las retenciones y bajó los precios internos modificando una fórmula para su cálculo. Las empresas entraron en crisis y el negocio dejó de tener previsibilidad.

Lejos del equilibrio Según las empresas, el último precio está $ 1400 por tonelada abajo del costo.

Por Fernando Bertello  | LA NACION

FUENTE: DIARIO LA NACION

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido