argentina

Ya no hay granos para cargar en buques

biodiesel-ya-no-hay-granosLa protesta del campo.
Según las estimaciones del sector, se postergó la ubicación de alrededor de un millón de toneladas de soja.
Especial y Agencia DyN

Buenos Aires. Mientras hace dos semanas que las operaciones con granos están paralizadas por la medida de fuerza del campo, varios buques debieron cambiar de rumbo para cargar mercadería en otros destinos.

“La noticia que impacta en el mundo es la falta de carga de los vapores con granos, desde puertos argentinos”, señalaban ayer operadores del circuito.

Además, en el mercado granario se evidencia la preocupación de importadores chinos frente al escenario de “paralización exportadora”, así como de la intención de comprar granos en otros países oferentes.

Según estimaciones que circulan en el mercado y entre los operadores del sector, se redirigirán o postergarán buques hacia Brasil o Estados Unidos por alrededor de un millón de toneladas de soja.

Los operadores señalan que ya se sustituyeron entre 300 mil y 500 mil toneladas de la oleaginosa desde Norteamérica.

Desde el miércoles también se comentan noticias procedentes desde Kuwait, Egipto y Arabia Saudita, cuyos importadores consultan sobre qué pasará con los vapores, ya acordados para cargar compras de granos en general.

En este marco, las empresas multinacionales que manejan el negocio de compra y procesamiento de soja están declarando la cláusula de fuerza para desviar los cargueros y conseguir mercadería en otros puertos.

Se aduce el no cumplimiento de los contratos de exportación de porotos y harina de soja que deben salir desde Argentina, para cubrirse de eventuales demandas por incumplimiento.

Sin mercadería. Hasta ahora, algunos vapores estaban cargando mercadería que tenían en silos y puertos, pero hay nominación de buques para la semana próxima que entrarán a rada en Rosario a partir del miércoles y la carga es incierta.

“No hay disponibilidad de granos para cargar”, dicen los referentes del sector y recuerdan que cada buque cobra entre 35 mil y 40 mil dólares por cada día de espera en puertos. Además, se espera el arribo de una docena de embarcaciones que deberían ser cargadas desde el miércoles venidero.

Lo poco que se estaría cargando en el área rosarina es soja proveniente desde Paraguay.

La operatoria en la plaza granaria local lleva 10 días corridos de inactividad, frente a los 15 días que suma la protesta agropecuaria, sin visos de solución por el momento.

A la incertidumbre que domina a los exportadores se suma el “temor” de que se repita el cese de actividades de fines de 2001 y principios de 2002, luego de la fuerte devaluación del peso argentino, que devino en un cierre total de la operatoria del término hasta que se normalice la situación en el país.

Estimaciones de analistas del sector granario sostienen que con los días de paro se perdieron alrededor de 160 millones de dólares por la cancelación de exportaciones. A esto se suman las pérdidas de otros productos como trigo, aceite, maíz, carne o lácteos.

Entre tanto, y en un contexto exportador reducido a la operatoria electrónica, continúan cerrados los registros para anotar ventas de trigo al exterior por lo que ya no se habla del cereal.

Fuente: La Voz del Interior

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido