etanol brasil

Biosev, el brazo brasileño en el negocio del etanol de Dreyfus

Posee 12 plantas industriales y es la segunda mayor procesadora brasileña de caña de azúcar, con una capacidad anual de procesamiento de 37,9 millones de toneladas.

Biosev es la filial brasileña de la compañía multinacional Dreyfus en el negocio del procesamiento de caña de azúcar para la producción de etanol.

Esta firma nació en 2009 de la fusión entre LDC (Louis Dreyfus Commodities)  Bioenergía y Santelisa Vale, una de las mayores empresas del país vecino en la producción y procesamiento de la caña de azúcar.

Hoy esta compañía posee 12 plantas industriales y es la segunda mayor procesadora brasileña de caña de azúcar, con una capacidad anual de procesamiento de 37,9 millones de toneladas. Administra,  además, 330.000 hectáreas de tierras y emplea a más de 20.000 personas en el país vecino.

La compañía tiene diversas unidades de negocios, que van desde la producción y comercialización de azúcar refinada, pasando por el etanol,  la bioenergía (a partir del bagazo), la melaza (otro subproducto de la industria del etanol) hasta la levadura seca.

En este contexto, Biosev fue noticia recientemente con el lanzamiento de una  Oferta Pública Inicial (OPI) de sus acciones en el Bovespa. La particularidad de esta emisión es que los inversores tienen la opción de devolver los títulos en julio de 2014 por el precio ofrecido más intereses.

Lo cierto es que hoy Dreyfus busca capital de trabajo para hacerle frente a los resultados negativos que está experimentando su filial brasileña.

Recientemente, el Grupo Dreyfus hizo puúblicos, por primera vez en sus 160 años de trayectoria, resultados financieros, en este caso de su primer semestre del año 2012, culminado el 30 de junio pasado. Durante este período, la multinacional alcanzó una ganancia neta de u$s356 millones, lo que resultó 20% inferior en comparación a igual período del año anterior. En ese momento desde la compañía remarcaban que esta merma era, en gran medida, producto de que tuvieron que afrontar “un tipo de cambio desfavorable”, ya que la mitad de la deuda financiera de Biosev está en dólares, mientras que la compañía factura en reales.

Por lo pronto, en su balance por el período de nueve meses del 31 de marzo de 2012 al 31 de diciembre, Biosev informó ingresos netos por 3.188 millones de reales (u$s1.600 millones) y una pérdida de 434,1 millones de reales (u$s218 millones).

Durante este período la firma procesó 29 millones de toneladas de caña de azúcar, de la que obtuvieron 2,1 millones de toneladas de azúcar y 920.000 metros cúbicos de etanol.

En cuanto a las ventas, el segmento azúcar representó 1.817 millones de reales mientras que el etanol, 1.125 millones de reales, y el segmento energía y otros productos,  246 millones de reales.

Fuente: Infocampo

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido