biocombustibles

Colombia, líder latinoamericano en biodiésel de palma

Cifras de Fedepalma indican que Colombia es el quinto productor mundial de aceite de palma y el primero en América.

Colombia se convirtió en el único país latinoamericano que mezcla 10% de biodiésel de palma con diesel, en respuesta al reto de obtener fuentes de energía limpia y renovable, al tiempo que se impulsa el desarrollo del sector agrícola.

Si bien el biodiésel puede ser utilizado puro, la mezcla con combustible fósil responde a la escasez de materia prima local (cultivo de palma). Hoy por hoy el principal reto de la industria de biocombustibles en Colombia es incrementar la producción de los cultivos a fin de aumentar progresivamente el porcentaje de biodiésel en la fórmula.

En otros países el biodiésel es un derivado de cultivos como colza, girasol, soya y sebo, de los cuales se extrae el aceite necesario. En cualquier caso, estos insumos permiten producir un combustible que tiene el mismo desempeño que el Acpm pero es libre de azufre, elemento químico con varios compuestos altamente tóxicos que está presente en los combustibles fósiles. De hecho, entre menos partes por millón (ppm) de azufre, menos contaminación durante la combustión en los vehículos, tan así que los gobiernos alrededor del mundo regulan su cantidad.

Además, el biodiésel de palma registra uno de los más altos valores de cetano (medida de la inflamabilidad del combustible). Entre más cercano a 100, mejor resulta su comportamiento, combustión y desempeño del motor (más regular y suave). Mientras el diésel que se emplea en Colombia tiene un valor entre 44 y 52, el biodiésel alcanza valores superiores a 56, debido a su contenido de ácidos grasos saturados, más alto que el de la soya o la colza.

Los beneficios ambientales también se evidencian en la disminución de emisiones de gases efecto invernadero, según estudios realizados en varios países. Es la similitud entre las estructuras químicas del diésel y el biodiésel la que permite que los combustibles se puedan mezclar en cualquier proporción sin que pierda su estabilidad.

En Colombia la producción de biodiésel responde a una demanda que, según la Federación Nacional de Cultivadores de Palma de Aceite (Fedepalma), en 2006 fue alrededor de 87.217 barriles diarios (4,3 toneladas al año).

Actualmente, hay cerca de 38.000 hectáreas de cultivo de palma en el país y van en aumento, pues Fedepalma ha promovido la actividad como fuente permanente de recursos para miles de familias en todo el país y ha generado unos 4.000 empleos directos, ayudando al desarrollo rural.

Cifras de la federación indican que Colombia es el quinto productor mundial de aceite de palma y el primero en América. De hecho, solo la planta de biodiésel Bio D, ubicada en la zona franca de Facatativa (Cundinamarca) y con unos 81.000 metros cuadrados, tiene capacidad para producir 100.000 toneladas de este combustible al año y para este 2013 esperan cerrar con una cifra cercana a los 115.000 toneladas, es decir tres millones de galones por mes.

Es así que cada día salen unos 10 carrotanques hacia Pereira, Cartago, Manizales, Neiva, Cali, Buenaventura, Buga y otros municipios.

Bio D ha invertido unos 50 millones de dólares desde su apertura en 2006 y aún no han terminado de adecuar todos los espacios. De hecho, ya planean la construcción de una planta que tenga el doble de la capacidad de ésta en la misma zona.

Fuente: El Universal

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido