biocombustibles

Bolsa de calor y biodiesel como temas sociales

El martes el intendente de Aristóbulo del Valle, junto a los empresarios impulsores de las briketas de aserrín y del biodiesel que se fabrican en esta localidad, presentaron a intendentes y representantes de municipios de la provincia, el proyecto Bolsa de Calor, además de interesarlos en un proyecto zonal para la junta del aceite comestible sucio de restaurantes y otros para el desarrollo de biodiesel y subproductos en la fábrica que desde el año pasado viene trabajando en esa ciudad.

Esta fábrica pertenece al mismo grupo empresario que fabrica las briketas de aserrín “Tronquitos del Valle”, que desde hace dos años viene trabajando transformando el desperdicio de los aserraderos (aserrín) en tronquitos o leña para producir calor.

Las briketas fabricadas en A. del Valle tuvieron una alta certificación de calidad por parte del INTI, ya que producen 4500 a 4800 calorías por kilo. Comparando: dos kilos de briketas producen las mismas calorías que un kilo de gas con un costo de una bolsa de 3 kilos de briketas a $ 2,50.

Estuvieron presentes además tres ministros del gobierno provincial, Alex Ziegler del Agro y la Producción, Joaquín Losada de Bienestar Social y el Arq. Horacio Blodek de Ecología.

El proyecto Bolsa de Calor apunta a asistir a las familias de escasos recursos con una bolsa de briketas, justamente para producir calor y cocinar los alimentos. Para ello el intendente Prette invitó a sus colegas vecinos a sumarse y hacer la presentación en forma conjunta al gobierno provincial. Ya que todos tienen que enfrentar el problema de acercar leña a los más carenciados.

“Cuando se define la cuestión nutricional para las familias no se considera el calor para cocinar”, manifestó el Ministro de Acción Social “por ello el interés del ministerio en la propuesta empresarial que hacen hoy junto al intendente de A. Del Valle”.

La fábrica de biodiesel comenzó atrabajar el año pasado y tiene una capacidad de producción de 800 litros por día de biodiesel. La materia prima es la soja y el aceite comestible sucio de los restaurantes. 

“Hasta ahora estos aceites terminan contaminado las napas ya que son arrojados por los caños de desagües. Acá tomamos ese aceite sucio y lo transformamos en combustible no contaminante y otros subproductos todos biodegradables” explicaba el Técnico Agrónomo Jorge Batista, responsable de la planta.

Los subproductos son la torta de soja, materia prima esencial para la producción de concentrados para porcinos, peces y aves. Piojicidas farmaceúticos, acaricidas para el control en cultivos y detergentes.

Se aprovecha el 85 % del producto que ingresa a la planta. Actualmente se recoge el aceite sucio solamente de la localidad y un poco de Oberá, acopiándose unos seiscientos litros por mes. Lentamente se va a avanzar con otras localidades, pero es necesaria también la concientización para juntar el aceite ya que muchas veces se opta por el facilismo y se los tira.

Justamente uno de los hechos llamativos fue la presencia de tres ministros de áreas distintas del gobierno provincial junto a los intendentes presentes y representantes de municipios. 

“Ello se debe a que éste es un gobierno que va a articular mucho” manifestó Joaquín Losada, “se plantea como primer objetivo del Gobernador Mauri Closs la inclusión social y ésta llevada a cabo desde el trabajo. La articulación debes servir para incluir” finalizó.

Fuente: Misiones On Line

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido