biocombustibles

De gira por Alberta, punto de alta eficiencia agropecuaria

Alberta-biofuels-ddgs-ethanMiembros del CREA Villegas recorrieron esta zona y observaron los detalles de la producción ganadera y agrícola, en busca de nuevas ideas y posibilidades.  

Lo que sigue son apuntes de un viaje que realizamos miembros del CREA General Villegas a la provincia de Alberta, ubicada en las praderas del oeste de Canadá, contra las montañas Rocosas. Se trata de la principal productora de petróleo y gas natural de Canadá. La zona también ha desarrollado una fuerte industria turística. 

Su principal actividad agropecuaria es el engorde de hacienda y hacia allí apunta todo el sistema. Durante nuestra recorrida hemos apuntado una serie de detalles que seguramente les interesarán a los productores locales.

Las temperaturas invernales son muy bajas, con un promedio de 15 grados bajo cero y extremos de 35 grados bajo cero, de noviembre a abril. Los veranos son templados, con 15 a 25 grados y apenas 140 días libres de heladas. Es una zona con un régimen de lluvias de 150-220 milímetros anuales, en la cual se emplea riego de deshielo distribuido por pivotes o aspersión frontal.

Los suelos son limosos a areno-limosos y poco profundos (100-120 centímetros); de origen glaciar, con alrededor de un 2 por ciento de materia orgánica.

La superficie media de las explotaciones es de 1500 hectáreas. Exportan buena parte de su producción de carne bovina a Estados Unidos.

Los principales países importadores de carnes impusieron restricciones al ingreso del producto canadiense luego de que en mayo de 2003 se confirmara el primer caso de encefalopatía espongiforme bovina (“vaca loca”) en una vaca proveniente de Alberta.

En Canadá, el consumo interno de carne vacuna ronda los 45 kg/persona/año. El stock ganadero es de alrededor de 18 millones de cabezas para una población de 32 millones de personas. El precio de la carne en Alberta oscila de 1,80 a 1,90 dólares canadienses (CAD) por kilo vivo.

La cría en general se realiza en suelos no agrícolas (por muy arenosos o quebrados). La producción de pasto es en campo natural en secano (más del 50% de la superficie total) o bien en praderas de alfalfa, con cebadilla y festuca con riego; el mejor pasto suele venderse a tambos o feed lots, mientras que el peor se usa para las vacas.

La carga promedio (campo bueno con riego + natural regular) ronda las 0,90 vaca/ha; destetan con pesos de entre 250 y 340 kilos y van a feed lots con un valor de 2,40 CAD/kilo. Las vacas -mayormente Hereford y algo de Angus- son bastante grandes: frame de 5,5 a 6,0 (4,0 en la Argentina, más chicas).

La recría y terminación se hace en feed lots. Observamos tres tipos de productores: recriadores (stockers), recriadores-terminadores y terminadores.

Los primeros entregan animales de 350-410 kilos a los terminadores; los feed lots más grandes tienen algo de recría, pero en general es una actividad que realizan los empresarios más chicos.

Las ganancias diarias, desde la recría hasta la terminación, pueden ser de 1,40 kilos para las hembras (que se venden con pesos de 580-600 kg/cabeza con 150 días de encierre) o bien del orden de 1,68 kg/cabeza para los novillos, que se terminan con 650-660 kilos en unos 200 días.

Rutina ganadera

Las dietas básicas de terminación incluyen silaje de alfalfa, silaje de cebada y grano de cebada humedecido; la proporción de silo no supera el 10 por ciento; además, se usa algo de silaje de maíz, pero tienen problemas con las heladas tempranas (aunque están probando ahora con maíces muy precoces) y agregan aceite de colza a la dieta para mejorar las ganancias.

El grano de cebada es el componente básico para el sistema de engorde; por lo general, lo almacenan seco y lo rehidratan a un 20%, mojándolo y dejándolo en reposo para luego aplastarlo.

También emplean grano cosechado húmedo, que se almacena con 20-25% de humedad, pero si ésta supera (> 25%) puede deprimirse el consumo. La cebada para silo se siembra a fines de abril y se corta en estado de grano pastoso en agosto, cuando empieza a ponerse amarilla, previo hilerado, rindiendo 8000 a 9000 kilos de materia seca por hectárea.

El encierre se hace a cielo abierto -a pesar de los grandes fríos- con reparos para los vientos, ya que encontraron que estabulando las pérdidas por neumonías eran muy importantes. Implantan toda la hacienda y en general hacen control individual de los animales mediante caravanas electrónicas.

Se estima que se necesita un operario por cada 1000 cabezas por rotación (2 a 3 rotaciones/año). Por el volumen de reservas que necesitan, saben que deben contar con unos 160 acres por cada 1000 cabezas para generar silo y grano (1 acre = 0,4047 ha). También observamos el empleo de DDGS, que son los residuos del destilado de etanol elaborado a partir de trigo (a diferencia de EE.UU., que se produce a base de maíz).

En Alberta se está empezando a generalizar su uso. Los DDGS de trigo son ricos en proteínas y fósforo (los de maíz, además, en azufre y grasas, por lo que son más difíciles de manejar) y de agradable aspecto y olor. Cuando los DDGS ocupan hasta el 25% de la dieta son tan buenos como la cebada, pero si se supera ese porcentaje cae la eficiencia de conversión (ya que se produce un exceso de proteínas, aunque puede usarse más en terneros por sus mayores requerimientos de ese nutriente). Su costo ronda entre 5 y 10 CAD/tonelada, menos que la cebada (170 CAD/t) con 7 a 10% de humedad.

Producción agrícola

En cuanto a la agricultura, se hace toda con riego de agua de deshielo que se capta en pequeñas represas. La conducción se hace primariamente por canales y luego por cañerías; el sistema es administrado por cooperativas locales que cobran un canon para 400 mm/año del orden de 46 CAD por acre (no se cobra el agua; sólo la conducción).

El productor toma el agua y la aplica con pivotes o por aspersión frontal. La rotación normal es de cuatro años de alfalfa, cuatro años de cebada/trigo, y ahora también algo de maíz y colza (pero apuntando siempre a priorizar la producción de reservas).

Los cultivos son mayormente primavero-estivales, sembrándose la cebada y el trigo en abril o inicios de mayo con 3ºC en el suelo y el maíz a mediados de junio con 8-9ºC. En el mes de septiembre empieza a helar.

Se hace muy poco trigo de invierno, ya que los vientos tibios del Oeste derriten la nieve y después se congela el agua. En otoño (mediados de agosto-principios de septiembre) puede sembrarse alfalfa de grupos II a IV; timothy grass ( Phleum pratense ), que es una gramínea perenne para corte, centeno o triticale.

La alfalfa permite obtener cinco a seis toneladas de materia seca por hectárea en tres a cuatro cortes, mientras que el timote se vende en fardos prensados para exportación. La cebada es el principal cultivo comercial, destinándose a silo o grano para alimento de hacienda: se pica normalmente en agosto, con producciones de 7000 a 9000 kg de materia seca por hectárea y se cosecha el grano en septiembre con rendimientos del orden de 4000-5000 kg/ha, con la particularidad de que también se enfarda la paja (5 t/ha), que se usa como cama en los feed lots durante el invierno.

Por Pierre Courréges
Para LA NACION

El autor es miembro del CREA General Villegas.

Producción de maíz y fertilización particular

Prácticas que apuntan a la eficiencia en cada detalle .

Para completar la descripción de la agricultura en Alberta, hay que referirse al maíz que, si bien se siembra más en el este de Canadá, se produce también en esta zona usando actualmente híbridos de madurez relativa 85 (equivalente Estados Unidos-Argentina 120-126), que, aun así, son largos, ya que cuentan con 2200 unidades térmicas en el ciclo (3300-3500 en los Estados Unidos).

Por otra parte, Pioneer viene realizando pruebas desde hace cinco años con híbridos de madurez 75-77, de buen desarrollo y rendimiento, por lo que se están empezando a incorporar a la rotación.

Se siembran a 50 centímetros con unas 75.000 a 80.000 plantas/ha y reciben 350 milímetros en un ciclo normal, con rindes de entre 7000-8000 kg/ha.

Tienen un sistema muy particular de fertilización, que consiste en aprovechar el estiércol generado en grandes cantidades por los feed lots.

Producción

Se producen aproximadamente 2,40 toneladas/cabeza/año, por lo que un feed lot mediano de 5000 cabezas/año genera 12.000 toneladas/año, con un contenido de nitrógeno de 2,30 kg/tonelada = 27.600 kg/N (unos 60.000 kg/urea), además de 2,15 kg/toneladas de fósforo y 5,98 kg/tonelada de potasio.

Este fertilizante se aplica con camiones especiales que tienen una gran tolva y rotores horizontales al final de la caja, en dosis de unas 20 t/ha, según análisis de suelo. De esta manera, reponen en gran parte los nutrientes y la materia orgánica removida del suelo cuando se llevan la paja. Si bien no todos los campos reciben estiércol, se trata de una práctica muy difundida.

Fuente: La Nación

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido