biomasa

ENERGIAS RENOVABLES, LA BIOMASA ES LA GRAN DESCONOCIDA EN LAS RENOVABLES

Términos más frecuentes como el de energía eólica o solar son más populares y conocemos qué son y qué hacen quienes se dedican a estas fuentes energéticas alternativas. También hay profesionales consagrados a la biomasa. Algunos de ellos se forman en los centros de SEAS Estudios Superiores Abiertos, también pionero en esta alternativa pionera y con un gran campo aún por explorar.

En primer lugar cuando oimos hablar de biomasa es frecuente que se establezca una relación con otra energía alternativa como es la energía solar , que es un sector muy avanzado en España. Y es que la biomasa guarda una estrecha relación con aquella, ya que, en primera instancia, su contenido energético procede de la cantidad de energía del sol que captan los vegetales cuando realizan la fotosíntesis. En este proceso se genera un proceso de combustión que implica un producto final de dióxido de carbono y agua.

Por esta razón, cualquier producto que deriva de biomasa lleva delante el prefijo “bio”, como es el biocombustible, el más popular de todos. Algunos son sólidos y otros son líquidos, como los biocarburantes, que usamos para automoción. De los primeros podríamos hablar de las astillas o el serrín o las conocidas briquetas, que tanto se usan en invierno. En cualquier caso, estos productos tienen un origen biológico, que ha pasado por un proceso de biomasa. Este concepto es uno de los primeros que aprenden los futuros profesionales que se matriculan en el curso de biomasa que oferta SEAS , y en el que es necesario entender la manera en que los combustibles fósibles contribuyen al deterioro ambiental y económico, ya que provocan dependencia energética y en un encarecimiento feroz de los precios.  En este sentido, el concepto de biomasa es más eficiente y limpio y empieza a ser una alternativa firme de forma parcial o total.

Hay muchas maneras de aprovechar las virtudes que nos ofrece la biomasa a partir de la evaluación de los recursos biomásicos que se disponen, según la zona en la que habitemos. Por ejemplo, de un tiempo a esta parte, junto a los procesos de obtención de biodiesel o bioetanol, han surgido tecnologías en el mercado de las calderas para aprovechar la biomasa en el contexto doméstico e incluso para generar energía eléctrica.

En el caso de la electricidad estaríamos hablando de un tercer estado de biocombustible. Sería un gas de gasógeno, cuyo principal destino es la generación de dicha energía eléctrica por medio de un motor o una turbina o la producción de calor por combustión directa en un quemador. Pero también nos encontraríamos con un caso de biomasa en la producción del biogás, que se genera a razón de 300 litros por kilogramo de materia seca con un valor calórico de unos 5.500 kcal/m3. ¿De qué se compone? Es otra de las preguntas que encuentran respuesta los estudiantes que apuntan a un mercado laboral que tarde o temprano estará determinado por la producción y uso de las renovables . El biogás se compone de metano, de dióxido de carbono y, también, en una proporción que en su conjunto no llegaría al 10%, de nitrógeno, hidrógeno, oxígeno y sulfuro de hidrógeno.

Conocer el mercado de producción de biomasa ayudará a los futuros profesionales a posicionarse. Por eso, formadores como los de SEAS saben cuáles son los biocombustibles más usados, qué tecnologías se emplean para su producción, las ventajas y también los inconvenientes. Entre las primeras cabe destacar que el uso de la biomasa ayuda al medio ambiente reduciendo emisiones de contaminantes tales como CO, HC y NOX, disminuye las emisiones de azufre y las emisiones de partículas. También reduce los riesgos de incendios forestales y de plaga y posibilita hacer uso del barbecho con cultivos energéticos. En definitiva, el uso biomásico implica también un mayor equilibrio territorial, sobre todo en zonas rurales.

En el sector doméstico, por ejemplo, dentro de los principales biocombustibles destacan los orujillos, los huesos de aceituna, las cáscaras de frutos secos , las cortezas, astillas, serrines y costeros que deja la propia naturaleza. Recogerlo y hacer uso de estos elementos para producir biomasa, que genere calor o agua caliente contribuye a un entorno más limpio y más seguro. Y, en estos ejemplos, está al alcance de todos. MADRID 2 NOTICIAS/ESPAÑA.

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido