etanol

BIOCOMBUSTIBLES, EL MAIZ ENCONTRO UNA VETA RENTABLE

BIO-IV-ETANOL-ARGENTINA.gifProductores de Río IV y de La Carlota invirtieron en proyectos destinados a la elaboración de etanol sobre la base del cereal para el corte de las naftas.Por Roberto Seifert  | LA NACION.

Federico Cola, Manuel Ron, Esteban Oldano, Germán Di Bella, Mercedes Vázquez y Miguel Phagouape frente a la obra de la planta de producción de BIO IV. Foto: Irma Montiel.

Se espera un impacto favorable en el desarrollo económico regional.

Proyectos que se suman a la industria del etanol. 

RIO CUARTO, Córdoba.- Productores de maíz del sur de Córdoba han encontrado en el etanol una salida rentable al triplicar el valor del grano con el producto terminado. Ya tienen un cupo de colocación en el mercado interno de biocombustibles otorgado por el Gobierno, según lo establece la ley que impone un corte de 5 por ciento de etanol en las naftas, y efectuaron inversiones para la construcción de plantas industriales. Además del etanol, los proyectos contemplan el aprovechamiento del residuo de maíz que queda tras el proceso de producción, que se utiliza como alimento balanceado para consumo animal.

No obstante el entusiasmo que demuestran, son conscientes de la controversia que provoca transformar alimentos en combustibles y sobre el impacto de esta industria en el medio ambiente. Con la sobreoferta de maíz responden a la primera cuestión y con el control de emisión de gases y la ausencia de efluentes, la segunda. Si bien estos proyectos no son los únicos y se suman a los que ya tienen industrias, como se informa por separado, sí son exclusivamente formados por productores, como los de, BIO IV, en Río Cuarto, y Agroctanos, en La Carlota, ambos en la provincia de Córdoba.

“Somos todos productores de maíz y este es un cultivo que lo hacemos obligados para rotar y en una proporción alta. Pero los números de los últimos diez años no fueron tan rentables y a partir de ahí empezamos a buscar alternativas para darle más valor”, dijo Manuel Ron, presidente de BIO IV, una empresa formada por 24 socios en 2006 que ya cuenta con un cupo de 50 millones de litros anuales que deberá proveer a partir del año próximo a las empresas petroleras.

Ron y los socios Esteban Oldano, Federico Cola, Germán Di Bella y Mercedes Vazquez (todos ingenieros agrónomos), y el gerente de planta Miguel Phagouape (doctor en Química) recibieron a La Nacion en el predio de 23 hectáreas donde se construye la planta de producción (que ocupará nueve hectáreas) a 7 kilómetros de la ciudad de Río Cuarto, con la ingeniería de la empresa Porta (de Córdoba).

“Los márgenes pueden ser mayores o menores pero la demanda de energía va a seguir”, sostuvo el productor, y agregó: “Hoy con los precios relativos que hay del maíz y del etanol, es suficiente para recuperar la inversión en cinco años”.

Explicó que con una tonelada de maíz se obtienen 400 litros de etanol. “Cada peso que hay en maíz se transforma en tres pesos con el etanol”, señaló el productor. Por su parte, Oldano acotó que esperaban una facturación anual de 300 millones de pesos. En tanto, Haroldo Dahn, ingeniero químico y presidente de Agroctanos, dijo que este proyecto es atractivo desde el punto de vista de la rentabilidad. “La empresa va a facturar 70 millones de dólares anuales”, acotó.

Inversiones

BIO IV invirtió más de 28 millones de dólares para construir una planta con una capacidad para producir 80 millones de litros. Cada socio hizo aportes de capital a título individual y después la empresa obtuvo el crédito del Bicentenario con una hipoteca a favor del Banco Nación. “También hicimos una emisión de obligaciones negociables en la Bolsa de Comercio de Córdoba”, sostuvo Ron.

Por su parte Dahn dijo que Agroctanos invirtió 43 millones de dólares y, al igual que la anterior, con aportes de los socios y un crédito del Bicentenario y otras financiación gubernamental.

Agroctanos terminó de gestarse en 2010. La planta se levantará, con tecnología nacional, en un predio de 16 hectáreas en el kilómetro 501,3 de la ruta 8, en La Carlota. El gobierno ya le aseguró un cupo de 84 millones de litros. Su capacidad de producción diaria será de 250.000 litros, con lo cual superará ese cupo.

Agregó Dahn que la planta demandará 70 puestos de trabajo que “se multiplicarán en términos de la demanda de servicios”.

Según Eduardo Pasman, ingeniero agrónomo y director de la empresa, explicó que tienen el compromiso de empezar a producir en junio de 2013. “La clave del negocio es instalarse en el corazón maicero”, señaló..LA NACION.

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido