biocarburantes

El etanol, una opción que dejó de ser una utopía

El proyecto de incluir al producto en la ley de biocombustibles abrió nuevas posibilidades para el sector.  

LIBERTADOR GENERAL SAN MARTIN, Jujuy (De una enviada especial).- La reciente aprobación por parte del Senado de un proyecto que incluye al bioetanol dentro de los beneficios que contempla la ley de biocombustibles (26.093), es para el sector azucarero una de las mejores noticias del año, ya que la aprobación del proyecto derivaría en un incremento de la superficie de caña y la afluencia de nuevas inversiones en el negocio.

Los beneficios establecidos por la ley para la promoción de biocombustibles contemplan la exención de la aplicación del impuesto a los combustibles líquidos, la devolución anticipada del IVA y beneficios en el cálculo del impuesto a las Ganancias.

Esta ley estableció un corte obligatorio del 5% de alcohol en la nafta y gasoil destinados al consumo interno a partir de 2010. Según lo expresado por el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, en la presentación del proyecto para incluir a la industria azucarera en la ley de biocombustibles, la producción de etanol necesaria para cubrir el corte generaría un valor al producto bruto de 200 millones de dólares e inversiones estimadas en 150 millones de dólares en los próximos dos años.

Inversiones

En lo que se refiere a proyectos en marcha para hacer etanol, la delantera la lleva Azucarera Los Balcanes, de Jorge y Catalina Rocchia Ferro, que ya tiene una planta productora de biocombustible elaborando 240.000 litros por día de alcohol para carburante, con capacidad de producir 400.000 l/días.

Además, los Balcanes ya están en tratativas con varias petroleras para proveerlas de alcohol para mezcla, y tiene su propia petrolera de segundo grado con infraestructura propia para distribuir y almacenar 12 millones de l/día.

Detrás de la Florida, varias empresas tienen en marcha proyectos para empezar a producir hacia fines de 2008.

Tabacal, por ejemplo, está reacondicionando un segundo trapiche de su fábrica, con una inversión de 6 millones de dólares, para ampliar la capacidad de molienda, según explicó Juan Carlos Rolandi, gerente técnico de Tabacal.

La empresa también compró y plantó nuevas tierras con caña, armó una nueva destilería de alcohol con capacidad de procesar 200.000 litros, instaló una nueva caldera y está montando una deshidratadora de alcohol, el último eslabón del proceso requerido para convertir el alcohol de la melaza en alcohol.

Fuente: La Nación

2 Comments

2 Comments

  1. MARCELA

    abril 19, 2008 at 12:52 pm

    me parece muy bien, si es que se toma una inversion en un buen proyecto,como el biocombustible,ya que se tira plata en cosas inecesaria como el famoso “tren bala”siempre se deja de lado lo necesario por las cosas inutiles.

  2. TANIA

    abril 27, 2008 at 11:07 pm

    encuentro que es una excelente idea, ya que ésta es muy útil y también es muy bueno para el medio ambiente, porque el etanol no contamina tanto como las otras gasolinas…es un buen proyecto que no sólo se ha efectuado en este país si no que también en otros, lo que debería motivar a aquellos países con más contaminación…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido