etanol

Inversiones por más de $100 millones en maíz

maiz-sea-maiz-etanol-monsanRespuesta a la expansión del cultivo.

Las principales industrias semilleras están ampliando sus plantas de producción; tienen buenas perspectivas para el negocio del cereal a largo plazo.  

La industria semillera está decidida a jugar a fondo con el maíz, el segundo cultivo en volumen de la Argentina detrás de la soja. Entre inversiones ya en marcha y proyectadas para ampliaciones de plantas -sin considerar otros rubros como investigación y biotecnología-, el sector realizará un desembolso de más de 100 millones de pesos, según pudo averiguar LA NACION entre las empresas líderes del mercado.

El interés de las compañías por este cereal obedece a varios motivos. Por un lado, en esta campaña el mercado de semillas creció unos US$ 40 millones y ahora está en torno de los 200/210 millones de dólares. Se calcula que en el ciclo 2007/2008 en la Argentina se harán por lo menos 500.000 hectáreas más de maíz, con lo cual el área total estaría cercana a los 4 millones de hectáreas. Las empresas no sólo facturaron más por el incremento del área, sino por el mayor precio de las semillas, que en promedio subió un 15 por ciento, y porque los productores gastaron en mejor tecnología.

Pero en la industria apuestan al cereal por otros motivos: aunque el maíz tiene su registro de exportaciones cerrado por el Gobierno, creen que el país se consolidará como el segundo vendedor del mundo, mientras los Estados Unidos se concentran en producir este cultivo para etanol. En los últimos años se exportaron desde la pampa húmeda entre 13 y 14 millones de toneladas. Para las empresas, además hay otro atractivo: crece el consumo interno del cereal para la ganadería y el tambo; de hecho, ya entre 600.000 y 700.000 hectáreas de maíz se producen para consumo en el campo.

“Se está implementando un proyecto de expansión de la planta de producción -ubicada en Salto, provincia de Buenos Aires- con el objetivo de mejorar la calidad de las semillas producidas y aumentar la capacidad de producción, de manera de poder abastecer la creciente demanda del mercado local y la exportación hacia otros países donde la empresa opera.  El proyecto comenzó en 2007 con una inversión de US$ 2 millones en la provisión de equipos de energía, equipos de riego y la instalación de maquinarias para el tratamiento de las semillas”, indicó Fernando Lespiau, gerente de marketing de Pioneer.

Según el ejecutivo, para 2008 se prevé un desembolso en activos fijos de US$ 2 millones, y se está proyectando un plan de ingeniería con una inversión de 10 millones de dólares, destinada a la adquisición de secadoras de grano y al aumento de la capacidad de almacenamiento en la planta de producción.

Por su parte, Dow AgroSciences, unidad de negocio de Dow Argentina, tiene un programa a cinco años por un monto de entre 15 y 18 millones de dólares, según dijo Raúl Palmieri, gerente de marketing. La empresa ya desembolsó US$ 1 millón este año en su planta de Venado Tuerto (Santa Fe), y programó gastar otros US$ 7 millones más, aunque sin definir el lugar donde ser hará la inversión. “(La inversión) responde al crecimiento de la superficie del maíz y a que (el cultivo) es estratégico para la empresa”, subrayó. Rolando Meninato, presidente de Dow Argentina, dijo que “probablemente” la empresa haga una secadora de maíz en el Norte.

Crecimiento

Como otras compañías, Syngenta Semillas también apuesta fuerte por el maíz. “Estamos haciendo inversiones de alrededor de 4,5 millones de dólares en la planta de Venado Tuerto, y por 500.000 dólares en los campos de producción”, detalló Juan Mascías, gerente de marketing.

En líneas generales, las inversiones de esta firma son en una nueva secadora de espigas, en líneas de recibo y desgrane y en un nuevo galpón de carga para exportación. “Con esto aumentamos nuestra capacidad de planta y nos acomodamos para dar servicio de winter (producción de invierno) a Syngenta USA”, afirmó.

A todo esto, a partir de una alianza entre los semilleros Don Mario y SPS, recientemente se anunció la construcción de una planta de última tecnología para el secado en espiga de maíz, con una inversión de 10 millones de pesos. “Las instalaciones, ubicadas en Murphy (Santa Fe), brindarán servicios ligados a la producción y el acondicionamiento de semillas, con una capacidad instalada de 500.000 bolsas anuales”, dijo Ignacio Rosasco, responsable de Maíz de Don Mario. Esta firma también invirtió en 2007 US$ 360.000 en maquinaria.

Para agregar, Nidera amplió la capacidad de recibo y secado en sus plantas de Venado Tuerto y Ballenera (Buenos Aires) e hizo lo mismo en capacidad de almacenaje para el cereal y en bolsas. En Venado Tuerto invierte en investigación y desarrollo, biotecnología y en la ampliación de laboratorios. Finalmente, trascendió que la multinacional Monsanto estaría analizando nuevas inversiones en maíz.

Por Fernando Bertello
De la Redacción de LA NACION

Fuente: La Nación

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido