biodiesel

ALUR le adjudicó a una empresa sueca el equipamiento industrial de su futura planta de biodiesel

BIOCOMBUSTIBLES. EN BASE A LA PRODUCCIÓN NACIONAL DE URUGUAY.Alfa Laval proporcionará  la nueva planta de biodiesel.

ALUR le adjudicó a una empresa sueca el equipamiento industrial de su futura planta de biodiesel, mientras espera que en junio pueda decidir acerca de la planta de etanol.Gonzalo Riet.

Bella Unión. La primera planta de etanol de ALUR. ALUR se inclinó por la propuesta de la empresa sueca Alfa Laval para la nueva planta de biodiesel, que se espera que esté funcionando a fines de 2012.

“Acabamos de adjudicar la propuesta de una empresa muy seria y reconocida desde el punto de vista industrial en todo el mundo”, informó el director de ALUR Leonardo de León.

La planta estará ubicada en Capurro, donde está la sede de ALUR. De León se mostró entusiasmado con el hecho de que a fines de 2012 “entramos en producción”.

Diez empresas de Estados Unidos y de diferentes países europeos compitieron en el llamado a precios para el montaje de una planta de biodiesel que produjera 60 millones de litros anuales. La inversión le costará a ALUR 15 millones de dólares. De León destacó que también debe entenderse como un paso adelante para el sector agrícola ya que se utilizarán diferentes materias primas como canola, girasol y soja para producir el biodiesel. “La tecnología que escogimos es muy flexible y permite diversidad de la materia prima con lo cual fortalecemos e integramos cadenas agrícolas nacionales”.

El emprendimiento aporta también a otros rubros, ya que generará energía suficiente como para autoabastecerse y poder venderle a UTE 7 MWh durante todo el año, así como producir alimento rico en proteínas para animales.

“La producción avícola es la principal consumidora de harinas proteicas y también lo es el ganado de carne y el lechero”, dijo de León, ” con lo que se asegurará a dichas cadenas que en cuanto a proteínas se manejen con seguridad de abastecimiento y seguridad en cuanto a los mecanismos de fijación de precios, lo que proporciona a esas cadenas un cambio estructural ya que van a tener todos los años las cantidades de proteína necesarias para sus producciones, a tal punto que habrá excedente y lo exportaremos”.

En cuanto al acceso a los biocombustibles de segunda generación, el director de ALUR explicó que “los países que lideran la investigación en estas áreas hoy no ofrecen alternativas de producción, no hay tecnología disponible. Hay investigación pero todas las empresas se plantean que esos desarrollos no estarán disponibles hasta dentro de 10 años. Lo que nos deja muy satisfechos es que ALUR hoy está tomando la tecnología de punta existente en el mercado, tanto para biodiesel como para etanol”.LA REPUBLICA/URUGUAY.

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido