biodiesel

BIODIESEL MADE IN TUCUMAN

La Línea 19 inició los estudios técnicos de rigor para la instalación en Tucumán de la primera planta productora de biodiesel a partir de soja, emprendimiento que le permitirá profundizar sus acciones en torno a la responsabilidad social y abastecer a sus unidades con este biocombustible.

En este marco es que el gerente de la empresa concesionaria de la línea urbana, Miguel Fernando Villagra, se reunió con el titular de la Secretaría de Innovación y Desarrollo Tecnológico de Tucumán (SIDETEC), Javier Noguera.

Tras las consideraciones de rigor, las primeras conversaciones arrojaron un resultado altamente positivo, toda vez que abriga la posibilidad cierta de que se haga efectivo el proyecto. Del encuentro quedaron varios conceptos a tener en cuenta. Entre ellos, por ejemplo, que hay distintas posibilidades para instalar una planta, en función directa con la inversión. Así como se han instalado plantas de 20 millones de dólares, tal el caso de la que opera el grupo Lucci, en la localidad santiagueña de Frías, con un rendimiento cercano al 20 por ciento de la producción del país, y otras, que demandaron una disposición de recursos de 10 millones de pesos que se instalaron en Rosario. No obstante, existe otro nivel de inversión que disparó la puesta operativa de plantas en la provincia de Buenos Aires (alrededor de 60), en Córdoba y Santiago del Estero (cuatro), entre otras.

Llamó la atención del secretario de Estado, el hecho de que en Tucumán no exista proyecto alguno en vía de desarrollo, aunque con un aporte oficial de 2.5 millones de pesos la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Columbres se encuentra trabajando en una planta que, de acuerdo a las estimaciones de Noguera, podría demorar un año en estar operativa.

Al plantear Villagra la posibilidad de llevar adelante el proyecto, el titular de la Secretaría de Innovación y Desarrollo admitió que existe en la dependencia un equipo de profesionales capacitados en la materia y dispuesto para encarar el trabajo de rigor para concretar el proyecto del empresario. Las vías de concreción son dos: a través de la Secretaría o desde el ámbito privado, sumando el hecho de que la iniciativa podría gozar de beneficios impositivos.

Noguera comentó que el proceso de industrialización no reviste demasiada complejidad, resumiendo en algunos conceptos las características del mismo. Admitió que la materia prima (soja) es prensada para la extracción del aceite, el que luego ingresa a un reactor hermético, donde se agregan algunos elementos químicos para una cocción de 50 minutos a 55 grados, proceso que al finalizar produce la decantación de la glicerina como subproducto y por otro lado, se extrae el biodiesel para ser usado como combustible. La pasta residual de la soja debe ser utilizada a la brevedad como alimento para los animales.

Otra de las particularidades analizadas dejó entrever la posibilidad de instalar una pequeña planta para valorar el rendimiento y el proceso propiamente dicho, ya que existe la posibilidad de ir adosándole mayor capacidad de producción en función a las necesidades.

Este escueto informe, surgido de la reunión mantenida recientemente, es el punto de partida para las tareas que deberá llevar adelante el equipo de trabajo que se abocará a resolver todas las cuestiones que se vayan planteando.

“Estamos pensando en el futuro. El problema que se está generando de abastecimiento de combustible es importante y en algunos casos las empresas de servicio público padecemos estas dificultades. Con este nuevo proyecto, garantizaremos la prestación de un servicio básico, al tiempo que invertiremos en Tucumán y apostaremos al cuidado del medioambiente”, señaló Villagra tras el encuentro.

FUENTE: EL SIGLO WEB

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido