aceite-de-soja

China mantiene la veda al aceite de soja de Argentina, Brasil es el principal proveedor

Pese a las promesas de que China reanudaría con normalidad sus compras de aceite de soja en la Argentina, el gigante asiático no está realizando nuevas compras en el país. Las últimas adquisiciones que hizo fueron en octubre pasado, luego de que levantara la veda al aceite de soja local en represalia a las trabas comerciales a su producción, y los embarques se estuvieron concretando en los últimos meses, pero China no cerró negocios por nueva mercadería.

“No nos están comprando; las últimas operaciones se hicieron en octubre y se embarcaron en los meses siguientes”, dijo a La Nacion Alberto Rodríguez, director ejecutivo de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara). En declaraciones a Radio Colonia, Rodríguez incluso dijo que “el problema reside en las relaciones comerciales entre China y la Argentina”.

De acuerdo con fuentes privadas, para poder ser colocado en otros mercados el producto argentino debe sufrir descuentos de hasta 30 dólares por tonelada respecto de la mercadería brasileña, competidora del aceite local. China ya adquiere más aceite de soja en Brasil que en la Argentina. Así, según se desprende de una compilación de datos realizada por la Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (Aacrea), entre abril de 2010 y enero pasado el 65% de las compras las hizo en Brasil, un 29% en los Estados Unidos y sólo un 6% en la Argentina.

En tanto, si se observan las estadísticas oficiales, salta a la luz que desde el año pasado hubo un desplome de las ventas de aceite argentino a China.

De acuerdo con cifras del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), en 2010 la Argentina colocó allí 208.793 toneladas de su aceite de soja por 190 millones de dólares, lo que representó una caída en volumen del 89% y del 86 por ciento en valor respecto de las ventas de 2009.

Apuesta al biodiésel

En tanto, por las compras realizadas en octubre pasado, en los dos primeros meses de 2011 en China se terminaron de colocar poco más de 22.000 toneladas, una cifra claramente inferior a las 95.550 toneladas que se habían logrado ubicar en ese destino en el primer bimestre de 2010. Egipto, la India, Venezuela y la República Dominicana, entre otros destinos, lograron absorber parte de las toneladas que antes se llevaba China. Pero además, la industria aceitera apostó a otra salida: convertir el aceite en biodiésel para el mercado interno y la exportación.

Rodríguez dijo que su sector no tenía conocimiento respecto de cuándo China podría volver a adquirir aceite de soja en el país.

De todos modos, el país asiático desarrolla una estrategia de adquirir cada vez más el grano para después procesarlo en su país. En la Argentina adquirió 9,2 millones de toneladas en 2008, luego cayó a 3,1 millones de toneladas en 2009 por la sequía y el año pasado volvió a comprar 11,8 millones de toneladas.

Según Gabriel Pérez, director de Mercampo, hace 20 años China molía 500.000 toneladas de soja y hoy ya está en 60 millones de toneladas. “La Argentina no ha sufrido la pérdida de su principal cliente en 2010. Gran parte de lo perdido frente a China fue vendido a la India y otros países y el resto, transformado en biodiésel”, dijo.

FUENTE: LA NACION

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido