energías renovables

En Argentina avanzan las obras para que en 2016 el 8% de la energía consumida sea de fuentes renovables

El Gobierno nacional avanza con las obras necesarias para que en 2016 el 8 por ciento de la energía consumida en el país provenga de fuentes renovables, y en el tendido de líneas de alta tensión para interconectar a todo el país. 

El desarrollo de energías a partir de fuentes renovables requiere de la disponibilidad de líneas de transporte para un eficiente aprovechamiento de la energía eléctrica generada, y es un rubro al que el Gobierno le ha prestado especial atención.

En 2003 el país contaba con 9.083 kilómetros de Líneas de Alta Tensión, merced al Plan Energético éstos pasaron a 11.712 kilómetros en 2010, es decir 28,9 por ciento más, y llegarán a fin de este año con 14.091, es decir 55,1 por ciento más.

La construcción de la línea de transporte eléctrico de alta tensión Pico Truncado-Río Gallegos-Río Turbio, licitada en marzo del año pasado, interconecta, de una vez por todas, a la Patagonia con el resto del país.

La ley 26.190 estableció el régimen de fomento para el uso de fuentes renovables de energía destinadas a la generación eléctrica, y determina que en diez años el 8 por ciento del consumo eléctrico del país sea de ese origen.

La producción de energía eléctrica a partir de fuentes renovables y la integración de todo el país al Sistema Interconectado Nacional (SIN) han sido prioridades para el Ministerio de Planificación.

En pos de ese objetivo, a través de ENARSA, en 2009 licitó y obtuvo 22 ofertas para la ejecución de 49 proyectos, que generarían en conjunto unos 1.461 megawatts, el equivalente a 6,67 por ciento de la capacidad instalada del país.

Esta oferta superó ampliamente el objetivo inicial de 1.015 MW que había sido fijado por el Gobierno para esa licitación de generación eléctrica a partir de fuentes renovables (GEN REN).

Más del 80 por ciento de esa energía licitada correspondió a proyectos eólicos, con 17 proyectos para generar 744 megavatios.

La Argentina, reconocida internacionalmente como uno de los países con mayor potencial de desarrollo eólico, cuenta con 30MW instalados.

El resto fue para Centrales Térmicas a Biocombustibles, con 4 proyectos (110,4MW); Energía Solar Fotovoltaica, 6 proyectos (20 MW); pequeños aprovechamientos hídricos, con 5 ofertas (10,6MW), y 2 proyectos para energía a partir de Biogas (15MW1).

La fuerte contaminación de los combustibles fósiles, su condición de finitos y sus volátiles precios, sensibles a cualquier convulsión política o fenómeno climatológico llevan al mundo a incrementar la disponibilidad de energías a partir de recursos renovables.

En la Argentina la fuerte participación de esos combustibles, en la matriz energética -casi 70%- llevaron al Gobierno a promocionar y facilitar el desarrollo de energías alternativas, a partir de recursos renovables, que además son menos contaminantes.

Uno de los ejes de la política que lleva adelante Planificación fue la implementación de procesos competitivos en los que se licitaron Contratos de Abastecimiento eléctrico entre la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico S.A. (CAMMESA) y Energía Argentina S.A.(ENARSA) a través de la presentación de propuestas por parte de empresas privadas.

Así se concretaron desde ENARSA, distintos procesos licitatorios, por los cuales hoy ya se encuentran en ejecución 80 MW (megavatios) de origen eólico en los Parques Eólicos Rawson I y Rawson II, en la localidad homónima en la provincia de Chubut.

También se avanza con un parque de generación de energía solar fotovoltaica de 20 MW en la localidad de Cañada Honda, provincia de San Juan.

ENARSA también firmó Contratos de Abastecimiento adicionales por 674 MW en energía eólica, 110,4 MW en centrales térmicas que utilizan biocombustibles y 10,6 MW en pequeños aprovechamientos hidroeléctricos, próximos a iniciarse.

Adicionalmente a los procesos licitatorios llevados adelante por la empresa estatal de energía, ya se ejecutaron en el país 29 MW de energía eólica que corresponden principalmente a los 25,2 MW del Parque Eólico Arauco con lo que se duplicó la potencia instalada en el país con esta tecnología.

Además se cuenta con 16 MW de energía eléctrica proveniente de biomasa generados en la Central de Cogeneración del Ingenio Santa Bárbara, 7,5 MW en la Pequeña Central Hidroeléctrica Salto Andersen y 1,2 MW en la Planta Solar San Juan I.

Asimismo están en ejecución -en ingenios azucareros del NOA-, 149 MW de energía eléctrica proveniente de biomasa, 32 MW de los cuales estarán disponibles en el corto plazo por parte del Ingenio San Martín de Tabacal.

En otro orden, la generación eléctrica con biocombustibles permite seguir posicionando al país como uno de los principales productores y exportadores mundiales de este combustible.

Otra alternativa de renovables es el hidrógeno, para cuya obtención ya se construye en Pico Truncado -Departamento de Deseado, en la provincia de Santa Cruz- la primera Planta Industrial de Hidrógeno del país.

El mix de tecnologías sobre el que se trabajó en estos últimos siete años ha permitido la participación de todas las regiones del país, diversificando el origen de los recursos y potenciando el desarrollo de las economías regionales y la utilización intensiva de mano de obra.

 FUENTE: TELAM

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido