biocombustibles

LA HORA DE LOS BIOCOMBUSTIBLES

BIOETANOL-TUCUMAN.gifLas energías renovables ahora tienen la palabra./Domingo 27 de Marzo de 2011 | Mientras todavía se desconoce el alcance real de la crisis en el sector nuclear en Japón, tras el terremoto-tsunami de este mes, crecen las voces a favor de que el nuevo escenario brindará un mayor impulso a los proyectos relacionados con las energías alternativas, en especial los biocombustibles, que tienen a Tucumán como artífice clave en la Argentina

EN LA FLORIDA. En Tucumán se encuentra la mayor productora de bioetanol del país y está planeado que sea ampliada. LA GACETA / ANTONIO FERRONI.

Este mes, en pocos minutos, el escenario energético mundial dio un vuelco inesperado. De repente, viejos fantasmas parecieron revivir y condenar a un nuevo ostracismo a la energía nuclear, una de las alternativas renovables que más fuerza cobró en los últimos años para reemplazar los combustibles fósiles. El terremoto y el posterior tsunami ocurridos en Japón el 11 del corriente propinaron un golpe mortal a los programas de energía nuclear en el mundo.

Ramón Frediani, docente de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Córdoba, sostiene que los problemas en las centrales nucleares de Japón pueden convertirse en una oportunidad para que los biocombustibles logren un avance mayor al previsto originalmente.

“Este es el mayor impacto que tendrá la catástrofe natural en la economía argentina, ya que los problemas en las centrales despertaron un rechazo importante al uso de la energía nuclear. Esto puede dar un mayor impulso a los biocombustibles y a los precios de los cereales”, destaca el economista.

En igual sentido se pronunció el Ieral, de la Fundación Mediterránea, a través de un informe en el que advierte que los problemas en Japón aplazaron distintos proyectos de construir centrales nucleares en el mundo. Antes de la tragedia de Japón, el Departamento de Energía de Estados Unidos proyectaba un aumento acumulativo anual de 4,6% de la producción mundial de biocombustibles en un análisis prospectivo que llega hasta 2035.

En distintos escenarios que pueden delinearse, en el que la energía nuclear pasa a ser menos dinámica, esas proyecciones representan hoy un piso, indicó el estudio del Ieral, realizado por Jorge Vasconcelos y Juan Manuel Garzón. Al suponer que los biocombustibles sustituyen parcialmente la fuente energética nuclear, en un ejercicio simple en que se definen escenarios posibles se encuentra que las nuevas condiciones de la economía mundial abren espacio para aumentos de la producción. Esa producción ya va desde el 5,6% al 7% promedio anual, es decir entre un punto y 2,4 puntos porcentuales de crecimiento adicional al que se proyectaba antes de la catástrofe.

Mediano plazo

El riesgo de un temporal enfriamiento de la economía global como producto de la tragedia nipona, junto con el fortalecimiento del dólar, provocaron una caída de los precios de las materias primas que exporta la Argentina. Sin embargo, hay también efectos de mediano y largo plazos que van en la dirección contraria como que se abre un escenario muy positivo para los biocombustibles.

El petróleo, el gas natural y el carbón son las tres fuentes principales de energía que usa el mundo y producen 84%o de lo que consume el planeta, mientras que la actividad nuclear participa con el 5,5% y los biocombustibles (biodiesel y etanol) con el 0,5%. La lista se completa con una fuente usualmente denominada como “energía renovable”, que hace referencia, básicamente, a energías generadas a través de agua (empresas hidroeléctricas), viento (energía eólica), luz solar (energía solar) y calor (energía geotérmica).

De acuerdo con proyecciones que realiza y actualiza todos los años Estados Unidos, el consumo mundial de energía crecería al 1,4% promedio anual entre 2007 y 2035. Tres fuentes energéticas liderarán ese proceso: los biocombustibles (creciendo al 4,6% promedio anual); la electricidad generada por fuentes renovables como agua, viento, sol, calor (2,6%); y energía nuclear (2%).

Los biocombustibles más importantes son el etanol a base de caña de azúcar (Brasil, Argentina) o maíz (Estados Unidos) y el biodiesel a base de distintos aceites (colza, soja, palma). El etanol tiene una escala de producción mayor, en una relación cinco a uno con el biodiesel (cinco litros de etanol cada litro de biodiesel). Estados Unidos y Brasil generan el 80% del etanol mundial; también son importantes los países de la Unión Europea (UE27) tomados como bloque (7%) y China (5%). El mercado del biodiesel tiene un claro líder mundial en producción, la UE27, que aporta el 53% de la oferta global; Argentina es el productor que le sigue, representaba el 8,5% del mercado en el período 2007/2009. En materia de comercio exterior, dado su bajo consumo interno de biodiesel, Argentina se posiciona como el primer exportador mundial.

Puntos a favor y en contra

Las cinco empresas tucumanas que producen bioetanol anhidro apto para su mezcla con naftas son: Compañía Bioenergética  La Florida; Bioenergía Santa Rosa, Bioenergía La Corona, Bio Trinidad y Energías ecológicas de Tucumán (ingenio Santa Bárbara).

Para 2011 la industria tucumana prevé producir 98 millones de litros de bioetanol para combustible, mientras que las fábricas radicadas en Salta Y Jujuy estiman una producción de 104 millones de litros.

Gerónimo Cárdenas, coordinador del programa Bioenergía de la Eeaoc, sostiene que la disposición de vinaza es un limitante a la hora de hablar de incrementos productivos. Si bien existen propuestas de disposición final de este efluente que satisfacen normas ambientales, es necesario realizar inversiones y ajustar procedimientos, tareas que se espera se lleven a cabo en el corriente año.

FUENTE: LA GACETA

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido