AGD

Biodiesel: Ecofuel se pone a punto para exportar

ecofuel-AGD-Bunge-biodieselFoto:Juan Carlos Vilanova y Enrique Humanes, responsables de Ecofuel SA, la empresa de biodiésel de AGD y Bunge en Terminal 6.

La planta que AGD y Bunge levantaron en Puerto San Martín arrancará en 10 días.
Daniel Alonso
Enviado especial a Rosario
[email protected]

Puerto San Martín. Cruzar la barrera del puesto de acceso a Terminal 6 equivale a poner los pies en una especie de gigantografía cuyo microcosmos permite apreciar la dimensión y el peso del principal procesador del complejo oleaginoso argentino.

La estación portuaria que operan la Aceitera General Deheza (AGD) y Bunge sobre el río Paraná, 40 kilómetros al norte de Rosario, está por estos días en plena tarea de parto. Y acorde a su contexto, la nueva criatura es una moderna e impactante planta de biodiésel. 

La Voz del Campo recorrió las flamantes instalaciones que atraviesan el primer tramo del período de prueba y cuya inauguración oficial está prevista para el 10 de octubre. Cuando todo el mecanismo esté ajustado, trabajará en un proceso continuo que entregará 200 mil toneladas anuales de biodiésel de soja.

“Ya hay ventas hechas al exterior. Por eso estamos apurados para arrancar. Son pedidos de países del norte europeo y el primer embarque será de 5.000 toneladas para fines de octubre”, aseguró Juan Carlos Vilanova, presidente de Ecofuel SA.

Ese es el nombre con el que fue bautizado el emprendimiento en el que la empresa de la familia Urquía y la filial local de la estadounidense Bunge Limited participan en partes iguales.

“La escala que tiene esta planta es porque fue absolutamente pensada para la exportación. También es posible proveer al mercado interno, todo depende de las condiciones, pero en el concepto inicial es una planta para exportar”, explicó Enrique Humanes, director de Operaciones de Bunge y vicepresidente de Ecofuel.

A días de debutar oficialmente, la empresa es la segunda en operar en el polo de biodiésel del Gran Rosario, donde hace alrededor de un mes inició su producción la planta de Vicentín y Glencore en el complejo de San Lorenzo, pocos kilómetros al sur de Terminal 6.

Mercados. A partir de la escalada de anuncios de iniciativas e inversiones en plantas de biodiésel capaces de producir por encima de 100 mil toneladas al año cada una, la Argentina comenzó a parpadear en el radar del mercado internacional de biocombustibles.

El director ejecutivo de la Asociación Argentina de Biocombustibles e Hidrógeno, Claudio Molina, cree que si se cristalizan todos los proyectos, el país podría convertirse en el principal exportador mundial de biodiésel. Pero por ahora, el sector está dando sus primeros pasos.

En diálogo con este medio, Vilanova y Humanes indicaron que ahora se están haciendo las primeras ventas para captar la sensibilidad de un mercado que es nuevo para la Argentina y en el que no existe una historia previa, por lo que hay mecanismos logísticos que deben ajustarse para ser fluidos y eficientes.

–¿A qué valores cotiza el biodiésel en el mercado internacional?

–(Vilanova). Es bastante variable, pero está entre 880 y 890 dólares por tonelada. Evoluciona al lado del valor del aceite.

–¿Cómo impacta el alza del precio del aceite de soja?

–(Humanes). Los precios están reflejando un componente bioenergético que dos años atrás no existía. Esa es una de las razones que, creemos, explica la escalada de precios de los aceites, en especial en el caso de la soja.

–(Vilanova). En la medida en que los precios del aceite vayan para arriba y los de petróleo no, la ecuación se complica. Por suerte, ahora han subido los dos. Hay que mirar día a día la ecuación, porque si no suben igual, se complica la rentabilidad.

–Si se tienen en cuenta las retenciones, entonces hoy es negocio exportar biodiésel.

–(Vilanova). Hoy conviene exportar biodiésel. Además, nosotros siempre apuntamos a agregar valor. Y si no vendemos más aceite refinado es porque hay barreras paraarancelarias. Con el biodiésel estamos agregando valor, creando una nueva industria, generando empleo y tecnología en el país.

–(Humanes). Además, es una extensión natural de la integración vertical que este tipo de empresas tienen. Y este es un caso típico.

–¿Cuándo prevén que el mercado estará consolidado?

–(Vilanova). Yo diría que en un año deberían estar funcionando las plantas del 90 por ciento de las inversiones anunciadas. El mercado existe, nosotros no hacemos más contratos porque es una planta nueva, tenemos que arrancar, verificar que funcione bien y después empezar a vender. Pero el mercado existe, está ávido de biodiésel, no sé si podemos llamarlo consolidado, pero diría que está casi consolidado. La necesidad está y se nota en la presencia y demanda de los compradores.

–¿Es posible imaginar una planta de este tipo en Córdoba?

–(Vilanova). Entiendo que sí. Para el mercado interno, sin ninguna duda, y para el mercado externo también la podría tener. No cambia mucho la ecuación porque el transporte se tiene que hacer igual. Trasladar biodiésel es un poco más complicado porque es un combustible y puede tener un costo adicional, pero no cambiaría demasiado la ecuación. Aquí levantamos esta planta porque es una asociación de dos empresas que tienen plantas en común acá. Otras firmas se establecen aquí para abastecerse del núcleo aceitero.

–(Humanes). Para tener una idea, una planta de este tipo tiene que tener asociada una estructura de molienda de por lo menos 3.000 toneladas diarias. Ésta tiene entre 18 mil y 20 mil toneladas de capacidad, pero es fuera de lo común y está dedicada a la exportación. Encontrar una planta de este tipo en el interior es más difícil.

–¿Hoy por hoy, hacer biodiésel con soja es antieconómico para el mercado interno?

–(Vilanova). Claro, hoy el mercado interno de combustibles está subsidiado y si no se subsidia también el biodiésel será difícil venderlo adentro.

Fuente: La Voz del Interior

2 Comments

2 Comments

  1. Abel Viollaz

    junio 22, 2008 at 3:24 pm

    En el año 2001 arme una planta de biodiesel en
    Vialidad en Parana con una posibilidad de produccion de 20.000 litros diarios . La idea era
    que todo el gasoil que entre a Entre Rios se le incorpore el 5% de bio combustible , pero por la miopia de los politicos de turno no fue posible

    Atte Abel

  2. mariano

    febrero 4, 2010 at 11:34 am

    ¿Por qué en la nota no se hace referencia a las cuestiones ambientales que rodean a este tema?
    CUántas ha de soja sérán plantadas por año?
    cuántos litros de herbicidas se utilizarán para el cultivo de la soja necesaria?
    Cuáles son las localidades condenadas a recibir estos contaminantes?
    Si la producción de biodiesel es un éxito, ¿cómo modificará esto el precio de los alimentos?
    Estas son algunas de las preguntas que me hago al leer esta nota, los directivos de la firma y los funcionarios de turno que deben velar por la seguridad de quienes representan, se hicieron estas preguntas? Quiero creer que sí, ahora cuáles serán las respuestas que les surgieron?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido