bioenergías

BIOENERGIAS, EL 90% DE LAS INVERSIONES EN ENERGIAS RENOVABLES SE REALIZAN EN LOS PAISES DESARROLLADOS

Actualmente, el agro debe responder a dos preguntas acuciantes para los próximos años: cómo alimentará a la población mundial y cuánto puede hacer para satisfacer las necesidades energéticas. Se calcula que el ritmo de la demanda energética crece al 1,5% por año. Esto significa que para dentro de 20 años -es decir, para 2030- se necesitará un 40% más de energía que la que se utiliza en el presente. Y como siempre ocurre en estas proyecciones, China y la India serán protagonistas del aumento de esta demanda. Se estima que en ese período duplicarán su necesidad de energía.Y, obviamente, desde la vereda de la oferta argentina también tendrá un obligado protagonismo.

Por eso fue muy acertada la iniciativa del Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA) y la Asociación Maíz y Sorgo Argentino (Maizar) al organizar una reunión para debatir las tendencias, las oportunidades y los desafíos mundiales en bioenergía. Convocaron a dos expertos como Jeffrey J. Steiner, del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, y el alemán Andreas von Felde, especializado en biogás.

“En el año 2060 las energías renovables van a ocupar más del 40% de la oferta total de energía en el mundo, y en cambio el petróleo y el gas estarán por debajo del 20%”, afirma Steiner.

Pero en este desarrollo, el especialista consigna un déficit para los países en desarrollo, entre los que está nuestro país. “Siguen invirtiendo mucho en energías no renovables. En cambio los países desarrollados invierten en energías renovables.” ¿En qué proporción? Steiner acerca un dato que no deja dudas: “Los países del G-20 se llevan casi el 90% de la inversión en energías renovables en el mundo”.

Por su parte, Andreas von Felde explica la causa por la que Alemania definió una política de fuerte desarrollo de la bioenergía y en especial del biogás. “En diez años los precios del gas natural se triplicaron. El consumo de gas de Alemania, Francia y España es principalmente importado, pero desde la utilización del biogás la ecuación está un poco más equilibrada.”

FUENTE: LA NACION

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido