etanol

PONEN EN DUDA QUE LA HUMANIDAD PUEDA AGOTAR LAS RESERVAS DE PETROLEO DEL PLANETA

Contrario a la que se ha venido asegurando en los últimos 100 años, el petróleo está muy lejos de acabarse.

Un experto pone en duda que la humanidad pueda agotar las reservas de hidrocarburos del planeta.

En el apogeo de Barack Obama como Presidente de Estados Unidos, en la edición de abril de 2009, la prestigiosa revista internacional de negocios Portafolio, de la Editorial Condé Nast, fundada en 1907, criticó a la compañía ExxonMobil por no haberse unido a la llamada ‘marcha verde’, es decir a las acciones para mejorar el medio ambiente, a la que se habían sumado otras empresas importantes. Portafolio también criticó a la ExxonMobil por no invertir más recursos en la investigación de ‘energías alternativas’, por negarse a entender que el petróleo es una fuente de energía en decadencia (del cual queda muy poco) y por ignorar que la humanidad ha decidido emanciparse de las energías basadas en el carbono.

La revista dijo que las perspectivas de la compañía ExxonMobil para la próxima década estaban empezando a verse “peligrosamente decadentes”.

Para ponerlo en lenguaje claro y franco, la revista se atrevió a señalar que la ExxonMobil se encontraba encaminada hacia su propia extinción.

Un mes después de esa publicación, la revista Portafolio murió, mientras que la ExxonMobil todavía sigue viva —y con un brillante futuro por delante.

ExxonMobil ha superado a Walmart en Estados Unidos, como la corporación con más grandes ingresos. De hecho, la serenedidad de su plácido director general, Rex Tillerson, apunta hacia una certeza: su compañía continuará proporcionando los combustibles fósiles que el mundo requiera para el futuro inmediato —por lo menos 20 años más— aun y cuando la demanda de petróleo crezca en cantidades cada vez mayores.

“Usted no puede elevarse por encima de la realidad”, dice Tillerson, quien nació en Wichita Falls, considerada como ‘el centro la mancha de petróleo de Texas’.

La ‘realidad fundamental’, dice Tillerson, es que estamos listos para responder a la demanda de petróleo en las próximas dos décadas (80 por ciento de la energía mundial viene del petróleo, el gas natural y el carbón, y según los expertos ese esquema no cambiará en los próximos 20 años).
Veamos algunos de los hechos en los que ExxonMobil sustenta sus afirmaciones.

1. Tiempos de leña y carbón

Cuando se produjo la primera bombilla de luz incandescente en 1879, el 75 por ciento de la demanda de energía de Estados Unidos era suministrada por la leña y la quema de madera. En la década de 1880, el carbón sobrepasó a la madera como energético; y en la década de 1950, el petróleo superó al carbón. “Una vez que empezamos a utilizar el petróleo en serio”, señala Tillerson, “todavía se necesitaron 75 años para reemplazar apenas la mitad de la porción del carbón que se utilizaba en la producción de energía.

2. Una fuente inagotable

Y ¿qué ha pasado con la teoría del ‘pico de petróleo’ —¿en verdad ya hemos sobrepasado el punto de máxima producción petrolera?

“Somos”, dice Tillerson, “muy buenos para predecir la demanda” pero muy malos para predecir la oferta”. Tillerson estima que el mundo ha usado menos de la mitad del petróleo extraíble. De hecho, dice, “probablemente el mundo nunca agotará la oferta mundial de petróleo. Lo que sí podría suceder es que recuperar el último 10 por ciento de las reservas de petróleo resulte tan costoso, que, llegado ese momento, las formas de energía alternativa comenzarían a tener sentido económico”.

3. Las reservas probadas

Tillerson agrega una recopilación de los nuevos cálculos en torno a las reservas de petróleo. Veamos.

En 1914, el Buró de Minas de Estados Unidos dijo que las reservas de petróleo se agotarían para 1924. En 1939, el Departamento de Interior aseguró que las reservas de petróleo del mundo durarían 13 años.

Mientras tanto, el petróleo impulsó la Segunda Guerra Mundial y el auge de la posguerra, y en 1951 el Departamento de Interior dijo que el mundo tenía tan solo 15 años de ‘reservas probadas’ de hidrocarburos.

En 1970, las ‘reservas probadas’ fueron estimadas en 600 mil millones de barriles. Para el 2006, más de 700 mil millones de barriles se habían bombeado y las ‘reservas probadas’ seguían sin agotarse.

En 1977, el presidente Jimmy Carter dijo que la humanidad podía “agotar” todas las reservas probadas del mundo “para finales de la siguiente década” (para finales de 1980).

Desde entonces, el mundo ha consumido tres veces más petróleo que el que había en las ‘reservas probadas’. Hoy en día, las formaciones geológicas de roca de esquisto en Texas y Louisiana; en Montana y Dakota del Norte; en Nueva York, Pensilvania y otros estados del Este, podrían contener al menos 2 mil billones de pies cúbicos de gas natural de combustión limpia.

4. Ni China ni India lo agotarán

Una ciudad moderna de un millón de habitantes requiere de 6 millones de BTUs de energía por segundo, equivalentes a mil galones de petróleo por minuto (unos 4 millones de litros de petróleo por minuto).

Pero mil 500 millones de personas todavía no tienen electricidad; y 2.5 millones de todavía queman leña, estiércol y otros combustibles de biomasa para cocinar y para la calefacción, una dependencia que es perjudicial para la salud y para la calidad del aire.

Y no hay que olvidar que dos enormes países en desarrollo, China e India, se están uniendo a la fiesta de la prosperidad, lo que significa que para 2035 esos países habrán llevado la demanda de energía 35 por ciento más allá de todo lo que se consumía en 2005.

5. Enfo que primermundista

Aunque las demandas de energía en los países desarrollados se esperaría que fuese 50 por ciento más alta en 2035 que en 2005, se estima que la demanda será ligeramente menor que eso, debido a que ahora hay una mayor conciencia para eficientar el uso de los combustibles. “De hecho”, dice Tillerson, “en la actualidad más de la mitad del crecimiento en la demanda de energía ha sido cubierta por mejoras en la eficiencia, impulsadas por precios más altos”.

6. ¿Y el etanol?

¿Qué pinta en todo esto el uso del etanol de origen agrícola como combustible?

“La conversión de maíz en etanol ha sido fuertemente subsidiada por el gobierno de Estados Unidos, pero una vez que se elimine ese subsidio, adiós etanol”, asegura Tillerson El enfoque de ExxonMobil en este campo ha sido dirigido al aprovechamiento de las algas marinas, una especie de crecimiento muy rápido, que podrían ser convertida en pellets para generar electricidad.

Las algas marinas son una fuente de energía más segura y efectiva que el etanol agrícola.

De hecho, el uso de algas como combustible renovable es más apto que el etanol para satisfacer las necesidades energéticas

La mejor batería

Mientras tanto, el nuevo reto de los interesados en las energías alternativas es la creación de una mejor batería para impulsar los automóviles eléctricos y de esa manera disminuir la dependencia del petróleo.

El interés en el mercado de automóviles eléctricos es alta. Esta es la razón por la que General Motors debutará con el totalmente eléctrico Chevy Volt, mientras que Toyota lo hará con el híbridoToyota Prius que estará próximamente en el mercado.

Pero la tecnología de la batería para autos eléctricos es todavía esencialmente medieval.

Basadas en el ion litio, que ha existido desde principios de los 90, las baterías de hoy en día siguen siendo caras y enclenques, y cuestan tanto como un tercio de lo que cuesta el propio vehículo, con un rango de autonomía relativamente corto.

En fin, la meta es lograr una batería que sea barata. De hecho, los analistas dicen que si se baja el costo de 16 mil a 6 mil dólares por batería, 30 por ciento de los propietarios de automóviles podría cambiar al auto eléctrico.Newsweek.

FUENTE: LA VANGUARDIA MEXICO

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido