etanol

MEXICO, ETANOL A PARTIR DE YUCA

De acuerdo con el Programa de Producción Sustentable de Insumos para Bioenergéticos y Desarrollo Científico y Tecnológico de la Sagarpa, se tiene programado sustituir 176 millones de litros de gasolina por etanol en la ciudad de Guadalajara para el 2011, con la intención de incrementar esta cantidad año con año.

Para dar abasto a las necesidades de biocombustibles, se pueden utilizar una gran variedad de materias primas como la caña, el sorgo dulce, la yuca, residuos agrícolas y hasta microalgas marinas.

En esta nota, nos centramos en el análisis de la viabilidad de la yuca como materia prima para la generación de bioetanol.

En nuestro país, existen 4.5 millones de hectáreas con un alto potencial productivo para yuca, mismas que se encuentran principalmente en los estados de Veracruz, Campeche, Tabasco y Chiapas.

Sin embargo, la superficie sembrada se concentra en los estados de Tabasco y Michoacán. De acuerdo con la información disponible, el rendimiento promedio nacional de producción en el 2008 fue de 14 toneladas por hectárea.

No obstante, el estado de Michoacán muestra un promedio de 32 toneladas por hectárea, debido a que su producción es bajo la modalidad de riego, a diferencia del resto del país donde se da bajo la modalidad de temporal.

En un ejercicio contable que partiera de la intención de producir la totalidad de etanol que se demandará en Guadalajara en el 2011 a partir de la yuca, se concluiría que se necesitarían 58,700 hectáreas de riego o 125,700 hectáreas de temporal para tal fin.

Las 58,000 hectáreas de riego representan sólo 1% de la superficie potencial para el cultivo en México y las de temporal 3 por ciento.

En ambos casos se tendrían una producción de 1.74 millones de toneladas de yuca. Sin embargo, a pesar de tener suficiente extensión para la producción de la yuca y tener evidencias de altos rendimientos bajo riego, en un caso experimental se observó que la producción no sería viable bajo condiciones climáticas no óptimas, largas distancias desde la zona de producción a la planta de bioetanol, y de mano de obra costosa.

De acuerdo con lo anterior, la producción de yuca para bioetanol podría considerarse viable, ya que se tiene asegurada la demanda de etanol en los próximos años, y se cuenta con suficiente superficie potencial de cultivo.

No obstante, se debe producir a bajos costos y contar con precios competitivos, ya que los productores difícilmente cambiarán de cultivo mientras no exista una industria que garantice la compra de su producción y que les permite obtener mayores ingresos.

CREDITO:

Beatriz Margarita Zavariz Romero*

*Beatriz Margarita Zavariz Romero es especialista de la Dirección de Análisis Económico y Consultoría en FIRA. La opinión es responsabilidad del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

Para dar abasto a las necesidades de biocombustibles, se pueden utilizar una gran variedad de materias primas como la caña, el sorgo dulce, la yuca, residuos agrícolas y hasta microalgas marinas.

FUENTE: EL ECONOMISTA

1 Comment

1 Comment

  1. guillermo

    octubre 7, 2010 at 2:17 pm

    Eso mismo deberiamos hacer en nuestra provincia de Misiones, donde la yuca, o mandioca como la llaman los misioneros produce 40 toneladas por hectarea, sin riego, ya que las lluvias son permanentes en esa zona. Si algun misionero quiere invertir, yo tengo la tecnologia necesaria.
    [email protected], interesados pueden comunicarse conmigo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido