biocarburantes

BIOCARBURANTES, BRASIL INVIERTE EN ETANOL

El BID le aprobó un crédito por US$120 millones; trabajarán familias de agricultores.El objetivo brasileño es triplicar la producción de etanol para 2020.

WASHINGTON.- El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó el miércoles pasado el financiamiento de 120 millones de dólares para un proyecto del sector privado de biocombustibles en Brasil.

El financiamiento, destinado a la usina Moema Açucar e Alcool Ltda, con sede en San Pablo, es parte de una iniciativa del banco para estruturar el pago de deuda para cinco proyectos de producción de etanol en Brasil, con un costo de 997 millones de dólares.

“Estas inversiones contribuirán al objetivo de Brasil para triplicar su producción anual de etanol para el año 2020”, informó el organismo.

El paquete a la Usina Moema incluye hasta 40 millones de dólares de capital ordinario del BID y un cofinanciamiento de hasta 80 millones de dólares provenientes de bancos comerciales, dijo la institución.

Brasil y los Estados Unidos son los principales productores de etanol del mundo y el gobierno brasileño busca convertir el país en un centro mundial para la investigación y desarrollo de biocombustibles.

En marzo, los presidentes de ambos países dijeron que buscarán promover el uso los biocombustibles como una alternativa al petróleo. El etanol de Brasil es originario de la caña de azúcar y es fabricado a un costo más bajo que el etanol estadounidense, que proviene del maíz.

Ocupación en el campo

Por su parte, el ente estatal brasileño Petrobras dará empleo a más de 70.000 familias de agricultores en la producción de biodiésel, informó el portal “Folha online”.

La empresa iniciará su producción comercial de biodiésel -combustible obtenido a partir de semillas oleaginosas- el año que viene, y según la ley vigente, está obligada a comprar entre el 10 y el 50 % de los granos a familias de agricultores, para ser eximida de algunos impuestos. Se estima que serán necesarias unas 315.000 hectáreas de área plantada para abastecer la producción de las cinco usinas que el ente pretende hacer funcionar en 2008.

En la región de Guamaré, en Río Grande del Norte, donde la empresa tiene dos unidades experimentales de producción de biodiésel, trabajarán en la producción de granos unas 4000 familias. Pese a la abundancia de mano de obra para la producción de granos en esa región pobre, seca y árida de Brasil, Petrobras considera que tal vez no sea suficiente para atender la demanda necesaria para abastecer las usinas de biodiesel, por lo que no descarta que parte de la materia prima sea comprada a grandes productores de soja.

Agencias Reuters y DPA

 FUENTE: LA NACION

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido