aceite-de-soja

INDIA DESPLAZO A CHINA COMO PRINCIPAL DESTINO PARA EL ACEITE DE SOJA DE ARGENTINA

La presidenta inició su gira por China con el objetivo de destrabar el conflicto por el aceite de soja. Las trabas impuestas por el gigante asiático provocaron una reasignación de partidas de los exportadores. 

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner finalmente se reunirá con su par de China Hu Juntao en China y se espera que se realicen acuerdos bilaterales en materia ferroviaria. Pero es claro que uno de los principales objetivos para la mandataria argentina será buscarle una salida al conflicto por las restricciones de China el aceite de soja argentino.

A partir del mes de abril el Gobierno chino determinó restringir las importaciones de aceite de soja argentino arguyendo razones de carácter sanitario. Sin embargo la medida tomada por el gigante asiático fue interpretada como una represalia por las restricciones que había impuesto Argentina a los productos chinos. Las quejas desde China ya se habían hecho escuchar durante todo el año pasado.

Luego de la determinación de China para frenar el aceite de soja, se produjo un importante reacomodamiento del flujo del producto en el mercado mundial. Con el desplome de las ventas hacia China, las reasignaciones de las partidas de los exportadores provocaron que durante los meses de abril y mayo de este año India se posicionara como el principal destino de las exportaciones argentinas. A pesar de las trabas desde China, las exportaciones del aceite durante abril y mayo se han incrementado casi un 100% con respecto a 2009.

El año pasado, China ocupaba el primer lugar en las ventas argentinas del aceite de soja y su participación en el total de las exportaciones del producto llegaba al 46%. Hoy ese lugar pasó a estar ocupada por la India, con un 44% de participación en las exportaciones totales desde Argentina. Hacia ese país se ha vendido aceite de soja por más de US$ 600 millones entre mayo y abril de este año. Por su parte, las ventas hacia China fueron tan sólo de U$S 11,8 millones en los últimos meses y su participación fue del 1%. Otros países como Bangladesh, Irán y Perú también pasaron a “rellenar” los vacíos dejados por el país de oriente.

El cambio en el flujo del comercio de aceite de soja fue un fenómeno que se registró a escala global. El negocio del aceite de soja suele estar concentrado en grandes multinacionales que se hospedan en los principales países productores. De esta manera, se produjo una reasignación de los destinos de las exportaciones. Países productores del aceite como Estados Unidos y Brasil volcaron casi la totalidad de sus ventas hacia China, para de esa manera solventar todo aquello que provenía de Argentina. A su vez, Argentina pasó a cubrir la demanda de todos aquellos países a los que dejaron de abastecer EE.UU. y Brasil.

Más allá de que la sustitución de destinos hasta ahora ha sido exitosa , en el largo plazo Argentina no podrá suplir aquello que deja de exportarle a China con países alternativos. Por otro lado, China ha aumentado considerablemente la importación del poroto de soja para producir el aceite por su cuenta y autoabastecerse.

De esta forma, es plausible que el país ya no procese tanto su cosecha de soja y comience a exportar los granos de soja o que, en su defecto, deposite el excedente en negocios alternativos como la producción de biodiesel. En los últimos tres años la capacidad de producción de biodiesel se ha cuadriplicado en la Argentina. Hoy el país ocupa el quinto lugar entre los mayores productores y su fabricación podría aumentar aún más de prolongarse el conflicto con China. En ese sentido, el Gobierno argentino ha dispuesto en los últimos días que el corte de gasoil con biodiesel pase del 5% al 7% y a que a fin de año llegue al 10%.

FUENTE: abeceb.com  

http://www.abeceb.com/noticia.php?idNoticia=135911

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido