General

BIODIESEL ARGENTINA, B7 DEMANDARA 1,7 MILLON DE TONELADAS DE SOJA ADICIONALES

A partir de agosto, se elevará del 5 al 7 por ciento la mezcla obligatoria de gasoil con biodiésel, hecho con aceite de soja.Por Alejandro Rollán

Además de enfrentarse hoy en el partido por los cuartos de final de la Copa del Mundo de fútbol, Alemania y Argentina tienen otras cosas en común. Coincidirán también en ser los únicos dos países que mezclan su combustible diésel (gasoil) con el siete por ciento de biocombustible.

El país europeo utiliza este porcentaje de mezcla desde hace algún tiempo y Argentina oficializará en los próximos días la entrada en vigencia del B7 a partir del próximo mes. Para lunes y martes de la semana próxima está prevista la firma del acuerdo complementario de abastecimiento entre las empresas y el Gobierno nacional.

La decisión oficial de incrementar a partir de agosto en dos puntos la mezcla B5, denominación con la que se conoce al corte del gasoil con cinco por ciento de biodiésel sobre la base de aceite de soja, reportará un ahorro en el consumo anual de gasoil de 340 mil metros cúbicos, según voceros del mercado, sobre un requerimiento de 12 millones de metros cúbicos.

La medida, adoptada a sólo cinco meses de la puesta en marcha de la mezcla obligatoria al cinco por ciento, busca fortalecer la oferta de gasoil que se ha visto restringida en varios momentos del año.

Impacto en el negocio. La industria del biodiésel en el país tiene una capacidad de producción anual de 2,5 millones de toneladas del combustible renovable, de los cuales 1,5 millón se exporta y 700 mil toneladas se usan en el consumo doméstico.

“Con el paso del B5 al B7, la necesidad interna aumentará en alrededor de 300 mil toneladas, con lo que se llegaría a una demanda interna de un millón de toneladas”, explicó Claudio Molina, director ejecutivo de la Asociación Argentina de Biocombustibles e Hidrógeno.

El aumento en la mixtura demandará también una mayor industrialización de la soja, la materia prima de la que se extrae el combustible renovable. Si se tiene en cuenta que para hacer una tonelada de biodiésel se requieren 5,6 toneladas de soja, las necesidades de poroto para moler se elevarán en 1,7 millón de toneladas. La industria aceitera, cuya mayoría de sus integrantes participa en la fabricación del biodiésel, ve con buenos ojos la expansión del negocio del biocombustible. Mientras el valor FOB del aceite de soja cotiza a 769 dólares para el embarque más cercano, la tonelada del biodiésel tiene un valor fijado por la Secretaría de Energía de 861 dólares.

Con la intención de aumentar el volumen de producción, la industria del biodiésel tiene inversiones en marcha por 200 millones de dólares. Para mediados de 2011, el corte obligatorio se elevará al 10 por ciento.

FUENTE: LA VOZ

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido