bioenergía

VINOD KHOSLA, EL GURU DE SILICON VALLEY CON SENSIBILIDAD VERDE

KHOSLA-BIOFUELS.jpg“Tony nos va a ayudar en muchas áreas que van más allá de la tecnología, y que nosotros no entendemos”, dijo con tono humilde el gurú de Silicon Valley Vinod Khosla, hace unos días, en presencia de su último y flamante fichaje: el ex primer ministro de Reino Unido Tony Blair.

 Nacido en India en 1955 en el seno de una familia militar, Khosla estudió ingeniería en Nueva Delhi para luego emigrar a Estados Unidos y cursar estudios de ciencias y gestión en las universidades de Carnegie Mellon y Stanford. Allí, supo por primera vez sobreponerse al rechazo, ante la negativa inicial de esta última universidad a admitirle por falta de experiencia laboral.

Pese a las decenas de compañías que ha financiado o ayudado a crear, su logro más conocido fue la fundación con 27 años de Sun Microsystems en 1982, con unos compañeros de Stanford (Sun es el acrónimo de Stanford University Network).

Siendo uno de los pioneros en ver el potencial de Internet y la fibra óptica en las comunicaciones modernas, el hoy responsable de la firma de capital riesgo Khosla Ventures, casado y padre de cuatro hijos, fue primer espada de Sun hasta que sus socios decidieron reemplazarlo.

Khosla abandonó la empresa en 1985, aunque retuvo parte del paquete accionarial y se hizo millonario, ejemplificando el sueño del valle californiano, cuando Sun empezó a cotizar en bolsa en 1986.

Los tiempos de la burbuja

Ese mismo año, se unió a la firma de capital de riesgo Kleiner Perkins, célebre por invertir en algunas puntocom de éxito como Google y Amazon. Si bien Khosla no estuvo directamente involucrado en las apuestas más rentables del grupo, su cartera exhibió rendimientos excepcionales en tiempos de la burbuja de Internet, quintuplicando el valor de sus inversiones.

Asi, a comienzos de 2001, la revista Fortune lo distinguió como el directivo de capital riesgo más exitoso de todos los tiempos y, en 2007, otro semanario, Forbes, le situaba entre los 400 hombres más ricos del mundo (siendo uno de los únicos tres indios en esta selecta lista).

Pero no todo han sido éxitos, Khosla acumula fiascos como el del fabricante de videojuegos 3DO Co.

Lo que no se le puede recriminar es su capacidad de competir con empresas dominantes en sus mercados, como Intel, a la que plantó cara a través de Nexgen/AMD (el único microprocesador capaz de quitarle cierta cuota de mercado). Asimismo, Khosla financió la idea y el plan de negocio de Juniper para pelear con Cisco por el dominio en routers, además de la compañía de publicidad especializada en posicionamiento en Internet Excite. Algunos de sus mayores exitos se han producido en la etapa posterior a la burbuja digital.

Partidario del trabajo en equipo como una de las claves del éxito, Khosla es partidario de combinar perfiles complementarios. “Los emprendedores fallan en aquello que no conocen. El verdadero problema es no saber lo que no sabes”, dice.

El inversor indio es un experto en buscar problemas. “Un gran problema es una gran oportunidad –dijo en una conferencia en la Universidad de Stanford en 2002–. Nadie te paga para solucionar un problema que no existe”. Según él, “toma un gran problema, pon a las mejores mentes a trabajar en su solución, añade la gasolina del emprendimiento y un toque de codicia capitalista, y has puesto la base perfecta para encontrar la solución. Las meras buenas intenciones no bastan”, asegura.

En 2004, este vegetariano abandonó Kleiner Perkins para fundar su propio fondo: Khosla Ventures, que maneja 1.000 millones de dólares en inversiones en etapas tempranas de compañías.

Desde esta empresa, Khosla se ha ganado el apodo de “rey de las inversiones verdes”, destinando buena parte de su fortuna personal de 450 millones de dólares a financiar fabricantes de etanol, de placas solares o bombillas de última generación.

“Estamos tratando de crear un ecosistema de fuentes de energía eficientes que funcione en todo el mundo sin subsidios”, añadió en presencia de Blair el responsable de la firma de Menlo Park (California) hace unos días. “Los mercados que estamos tratando se entrelazan con la política y otras cosas de las que no sé nada”, reconoció.

Tony Blair se suma, así, a la lista de ex políticos, como el ex presidente español José María Aznar o el ex secretario de Estado norteamericano del Tesoro John Snow, que han colaborado con fondos de capital riesgo.

Posiciones polémicas

Algunas de las posiciones del empresario indio, que tiene como norma desayunar y cenar a diario con su familia, son muy controvertidas entre grupos ecologistas. Particularmente, su creencia de que el combustible a partir de hidrógeno es un callejón sin salida y su escepticismo sobre el futuro de los vehículos híbridos.

Khosla, que asegura que la clave para vencer los problemas es sentir pasión por el producto y el mensaje que se reivindica, es uno de los grandes defensores e inversores, en cambio, del modelo energético basado en la caña de azúcar, como el etanol brasileño, para acabar con la dependencia energética del petroleo; desde su perspectiva, una de las cuatro industrias responsables del cambio climático, junto al carbón, el cemento y el acero.

Mecenas de la enciclopedia online gratuita Wikipedia y promotor de proyectos de concesión de microcréditos en zonas rurales indias, Khosla fundó ck12.org en 2006 para promover los libros de texto de código abierto y el menor coste de educación en el planeta. Algo a lo que dedica ahora parte de su tiempo, ya que, a su juicio, “los emprendedores son menos existosos cuando piensan en ganar dinero que cuando piensan en cambiar el mundo”.

FUENTE: EXPANSION

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido