caña de azucar

ETANOL EN COLOMBIA, REPORTAJE A LUIS FERNANDO LONDOÑO CAPURRO DE ASOCAÑA

COLOMBIA-ETANOL-ASOCA?A.gif“El nuevo campo de los ingenios es la energía renovable”, Por Yaira Arroyave Monsalve, reportera de El País. 

Luis Fernando Londoño, presidente de Asocaña, dice que en los próximos años los ingenios invertirán US$300 millones en el tema de cogeneración. Balance.

Asocaña anunció una caída del 15% de la producción de caña para este año, ¿qué va a pasar entonces con los ingresos del sector, que en el 2009 llegaron a $3,5 billones?

La caída obedece al clima. El invierno en exceso, como lo estamos viendo, afecta la productividad, y el verano tan extenso que se vivió en los últimos meses del año pasado afectó las cañas que deben cosecharse este año.

Además, como en el 2008 hubo un bloqueo de los ingenios que representaban casi el 80% de la producción, no se pudo cosechar y esas cañas pasaron al 2009, lo que provocó cosecha adicional.

Los ingresos están muy relacionados con los precios. El promedio en los últimos veinte años ha sido de 10 centavos de dólar la libra, hoy está por 15 centavos de dólar, así que los ingresos vía precio deben ser buenos.

En etanol, la producción aumentará porque el programa se ampliará a la Costa Atlántica, así que las destilerías están trabajando a toda su capacidad. Además, Mayagüez tendrá una ampliación en el segundo semestre. La producción de alcohol crecerá 7%.

El 2009 se puede catalogar entonces como un año atípico…

Sí. El 2009 fue un año excepcional, de esos que se dan de vez en cuando. En el 2010 volveremos a condiciones parecidas a los años 2006 y 2007 en los que no hubo un verano tan intenso ni tanta caña como en el 2009.

Si el año pasado se exportaron más de un millón de toneladas de azúcar, ¿por qué se sigue importando?

Las importaciones siempre han existido, pero las cantidades son muy pequeñas, son unas 140.000 toneladas, que no representan ni el 7% de lo que se produce en el país.

Las exportaciones tendrán una caída de casi el 40%, pero eso no compensa que la producción de etanol solo crezca 7%. ¿Cómo se va a distribuir esa producción?

En general la producción se va a caer y primero hay que producir el azúcar para el mercado interno, luego el etanol para el mercado interno y después si se destina el azúcar para exportar.

Pero con crecimientos tan pequeños uno podría pensar que el mercado del alcohol podría estancarse…

Es que las plantas de la región no tienen más capacidad.

Pero el Valle es el que lidera la producción de etanol en el país, ¿entonces cómo se va a desarrollar el sector?

Es que el mercado tampoco ha crecido más. La mezcla de hoy está en 8% y para ello se está produciendo para todo del país. Si suben el porcentaje de mezcla, entonces habrá que producir más etanol y se haría en los Llanos con el proyecto de Ecopetrol que producirá 300.000 litros diarios.

¿Cómo avanza la cogeneración?

Mayagüez entrará con un nuevo proyecto. Hoy doce ingenios producen energía para su funcionamiento, pero diez de ellos también la producen para comercializarla. Actualmente están vendiendo 35 megavatios de 160 generados, pero en el año 2013 se espera que la venta por parte del sector sea de 100 megavatios.

Hay varios proyectos en curso para cogenerar que superan los US$300 millones. La mayor inversión del sector en este momento industrialmente es en las plantas de cogeneración de energía.

¿El sector está enfocándose ahora en la cogeneración que en azúcar?

El nuevo campo del sector azucarero en el mundo son las energías renovables. En Brasil ya no se llama sector azucarero sino sector sucroenergético (azúcar y energía) y acá debería ser así también. Vamos por ese camino.

Los ingenios han mostrado grandes resultados en Responsabilidad Social, pero a pesar de ello se complican nuevamente las relaciones entre corteros e ingenios, como ocurre en el ingenio María Luisa. ¿Qué está fallando?

En general se han hecho esfuerzos grandes para mejorar las relaciones y construir confianza entre ingenios y corteros. En el caso particular de María Luisa, se han hecho esfuerzos importantes pero les ha faltado llegar a un acuerdo en tarifas y modalidad de contratación, pero esperamos que haya un arreglo. Asocaña no se mete en esa relación entre ingenios y colaboradoradores, lo que hacemos es ayudar a crear un ambiente de entendimiento.

Sin embargo, el trabajo de los corteros está garantizado y sólo en la medida que se avance en programas de reconversión social y laboral para los corteros, habrá mecanización.

¿Qué se ha hecho entonces para unir más a ingenios y cultivadores?

Hacemos grandes esfuerzos para que exista más unión entre los eslabones de la cadena, nos reunimos para trabajar en temas como el cuidado del agua y mejoramiento de la productividad. Además estamos trabajando muy de la mano en el proyectos laborales con la Organización Internacional del Trabajo, para erradicar el trabajo infantil; en programas de educación y nutrición con los cultivadores también. En la medida que estemos unidos, la parte económica será más fácil.

¿En qué van las demandas interpuestas por las dos partes por el precio de la caña?

La parte económica no se puede concertar en esas mesas. Debe ser que cada cultivador negocie con el ingenio al que le van a vender con las condiciones que cada uno estipule. Si los precios de la caña y el etanol están buenos se le paga más al cultivador y si está bajo pues le pago menos, pero de la bonanza participan todos. Es lo justo y con los resultados del año pasado, los cultivadores también se vieron muy beneficiados.

Colombia sigue en su estrategia de buscar socios comerciales en todo el mundo. ¿Qué aprovechamiento le sacará el sector a todas estas alianzas?

El sector privado está presente en las negociaciones. Para Colombia el tema del Asia es fundamental y ya se están logrando cosas importantes. Ya tenemos 55 países con mercado para el azúcar colombiano, en el 2008 teníamos un 40% menos.

¿Qué se está haciendo desde los gremios industriales y agropecuarios para impulsar el desarrollo del país?

Hemos tenido reuniones con los equipos de los candidatos presidenciales y les hemos entregado información sobre el sector agropecuario y de cuáles son sus prioridades. Hay un tema muy importante es que la seguridad en el campo para generar empleo y progreso. Hay que tomar conciencia de que si al campo le va bien, a las ciudades les va bien. En la medida que hay desarrollo del sector agrario habrá más seguridad y por lo mismo, más inversión.

Además, las políticas de fomento agropecuario deben continuar. Es necesario para los campesinos, para los medianos productores y para los más grandes también.

El Valle está pasando por un momento complicado en el tema de gobernabilidad, ¿cuál es el impacto de esa situación?

Yo creo mucho en los vallecaucanos y en los líderes de la región, pero tenemos que unirnos alrededor de los grandes proyectos regionales dejando a un lado los intereses particulares. Falta consolidar esa unión entre el sector público y privado.

En pocas palabras

“La gente consumirá más este año. Se estima que el consumo aumente 2% y tiene que ver con la crisis económica pues el año pasado, cuando tocó fondo la gente ya dejó de comprar cosas como chocolates”.

“La planta de caña en un futuro no muy lejano se va a exprimir al máximo, no solo el jugo y el bagazo, sino todos los residuos de la planta para producir energía y muchas otras cosas. Hay plantas experimentales en el mundo para el desarrollo de nuevos productos a base de la caña”.

Luis Fernando Londoño Capurro.

Estudios: economista de Boston University, con maestría en gerencia de la Universidad de Miami.

Cargos: Concejal de Cali, Gobernador del Valle, Ministro de Agricultura, Senador de la República, Presidente del Congreso de la República, Director del Partido Liberal, presidente de Asocaña.

Fuente: EL PAIS/COLOMBIA

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido