argentina

La irrupción de los biocombustibles cambia el negocio acopiador

Jose-PeloniPara ganar más con la diferenciación de granos, la tendencia es levantar más plantas pequeñas que uno pocos grandes silos, dice Jose Peloni.

“La irrupción de los biocombustibles está cambiando toda la postcosecha de granos, desde cómo plantear el negocio acopiador hasta como estructurar el armado de los silos y manejar el almacenamiento de granos”, cuenta José Peloni, presidente de la Asociación Argentina de Postcosecha de Granos (Aposgran). 

Los directivos de la entidad presentaron ayer ante la prensa especializada Jornatec 2007, que se realizará el 9 y 10 de agosto próximo en la Bolsa de Comercio de Rosario.

“Ya lo vimos el año pasado, cuando analizamos la producción de biodiesel, y por eso este año vamos a analizar la producción de etanol en los Estados Unidos trayendo a un experto como Michael Myrick, quien preside Grain elevador and Processing Society”, resalta el presidente de Aposgran.

Según contó, la irrupción de nuevas genéticas para incentivar la producción de aceite de los granos (la materia prima de los biocombustibles) va forzando la necesidad de nuevas instalaciones para almacenamiento de forma diferenciada. “El que pueda diferenciar podrá obtener mejores precios”, resalta Peloni. “Es un proceso que está comenzando en la Argentina –que arrancó por el maíz y el trigo pero llegará a la soja–, pero a la larga las nuevas inversiones en acopios vendrán por el lado de ofrecer almacenamiento diferenciado”, agregó.

La tendencia, entonces, es “ir hacia una estructura de almacenamiento integrado por más plantas más chicas que grandes silos, para facilitar el mantenimiento diferenciado y poder recibir semillas de distintas variedades y calidades; todo lo contrario a los grandes silos para almacenar todo junto”.

Déficit en la capacidad

Por su parte, Juan Carlos Nieva –gerente de Aposgran– alertó sobre el déficit en la capacidad fija de almacenaje. “Con una cosecha cercana a 92 millones de toneladas, la capacidad de almacenaje fija apta para alojar 60 millones de toneladas, por lo que podemos hablar de que 30 millones aproximadamente hoy van a silobolsas; un fenómeno inédito en el mundo”, calculó.

¿Por qué ante anta tanta demanda escasea la oferta? “Las grandes empresas multinacionales, que pueden conseguir financiamiento externo, están realizando fuertes inversiones ampliando la capacidad, y lo van a seguir haciendo. Pero las cooperativas y acopios medianos y chicos de capital nacional, que pueden acopiar en origen, se les hace muy difícil conseguir crédito”, recogió el guante Peloni.

“En un momento con buenas oportunidades para el campo y récord en rindes de cosechas, creemos que están las oportunidades para afrontar estas inversiones. El Estado debe, en tanto, aportar la infraestructura vial, caminera, energética, necesaria, sobre todo por lo que aporta el campo”, propuso –a su lado– Guillermo Romero, vice de Aposgran.
Equipos que necesitan renovarse

En ese marco, Nieva alertó que es alto el nivel de equipos viejos para el acondicionamiento de granos en la postcosecha. “Es como un auto viejo que gasta de más; justo en un momento donde los costos se están incrementando”, ejemplificó y volvió a insistir con el crédito.

Finalmente, Peloni contó que “se está profesionalizando mucho el sector por el lado de los operarios e ingenieros, sobre todo con la aparición de tecnicaturas y diplomaturas en la materia, pero todavía falta avanzar más en la concientización de los productores, muchos de los cuales deben cambiar de paradigma y abrirse a las nuevas posibilidades técnicas del manejo de granos en la postcosecha para no perder competitividad”.

Fuente: Punto Biz

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido