General

BIOENERGIA EN EL AMAZONAS

Brasil producirá biocombustibles de forma sustentable en la Amazonía.

Belén (Brasil), 5 may (EFE).- El Gobierno brasileño presentó hoy dos proyectos para producir comercialmente diesel vegetal a partir de aceite de palma en la Amazonía y garantizó que éstos serán sustentables y tendrán un impacto mínimo sobre la mayor selva tropical del mundo.

Uno de los proyectos será desarrollado por la petrolera brasileña Petrobras y el otro por la misma empresa en asociación con la portuguesa Galp y tendrá como objetivo distribuir el combustible en Europa.

Los proyectos con base en el estado amazónico de Pará, presentados hoy en una rueda de prensa por dirigentes del Ministerio de Agricultura, la Empresa Brasileña de Investigación Agropecuaria (Embrapa) y Petrobrás, serán lanzados mañana por el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva.

El Programa de Producción Sostenible de Aceite de Palma contempla el uso de tecnologías no contaminantes y concede líneas de crédito a pequeños agricultores de las áreas en las que se instalarán las plantas para que cultiven la palma.

El coordinador de Agroenergía el Ministerio de Agricultura, Marco Antonio Viana, defendió la necesidad de aplicar este tipo de políticas sociales para compensar el esfuerzo de las familias cuya economía acabará dependiendo del proyecto.

“La producción (de la plantación) no empieza a ser rentable hasta el quinto o sexto año, así que estos créditos resultan necesarios para sustentar a esas familias”, explicó Viana, que también señaló la ventaja de recuperar “áreas degradadas” por otros cultivos.

El aceite de palma es uno de los extractos vegetales más utilizados en el mundo para la producción de combustibles. La producción el año pasado fue de 45,9 millones de toneladas principalmente en Indonesia, Malasia y Tailandia.

El proyecto brasileño identificó más de 29 millones de hectáreas en la Amazonía “adecuadas” para la plantación de palma, más del doble de las 13 millones de hectáreas destinadas actualmente a su cultivo en todo el mundo.

“Malasia, Tailandia e Indonesia son los principales productores de aceite de palma, pero lo hicieron avanzando sobre la selva, y nosotros no queremos hacer eso”, aseguró Egon Krakhecke, secretario de Extracción y Desarrollo Rural del Ministerio de Medio Ambiente.

Las instituciones responsables por el proyecto aseguraron que la plantación en la región amazónica estará restringida a las áreas ya desforestadas, además de excluir las unidades de conservación (reservas indígenas o reservas ambientales).

El director de la Embrapa para la Amazonía Oriental, Claudio José de Carvalho, anunció una inversión de 60 millones de reales (unos 34 millones de dólares) en la formación técnica de los trabajadores de la planta y en la infraestructura para la producción de las semillas genéticamente mejoradas en Brasil.

El presidente de Petrobras Biocombustible, Miguel Rossetto, explicó que la estatal pretende desarrollar dos proyectos diferentes dentro del programa de biocombustibles del Gobierno brasileño.

El Proyecto Pará, que prevé la producción de 120.000 toneladas de biodiesel al año, será destinado a abastecer la región norte de Brasil, y el Proyecto Belén, desarrollado a partes iguales con la compañía portuguesa Galp, a la exportación.

El Proyecto Belén prevé la construcción de una planta en Pará (inversión de 315 millones de dólares) y de una unidad industrial en Portugal (inversión de 263 millones de dólares) para la producción de 300.000 toneladas de biodiesel al año.

Según Rossetto, el objetivo es atender el mercado europeo para extender la producción brasileña de energía en el exterior.

Fuente: agencia EFE

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido