General

LA IMPORTANCIA DE LAS HELADAS EN ARGENTINA PARA EL CULTIVO DE JATROPHA CURCAS

La mínima necesidad de agua para vivir, que corresponde a la variedad Cabo Verde, es de 250 mm de precipitación anual (que suponemos debe ser suplementada para lograr la floración). Crecen bien con 500 mm o más, pero el crecimiento óptimo se logra con precipitaciones de hasta 1200 mm (Becker and Makkar, 2000; Buysomali, 2003).

Los arbustos toleran un rango de temperaturas medias anuales de 11.0°C a 28.5°C, pero el óptimo oscila de 20°C a 28°C (Buysomali, 2003). A pesar de no tolerar heladas fuertes, la planta puede sobrevivir a las heladas ligeras perdiendo sus hojas y probablemente produzca una pérdida en la producción de semillas (Saturnino et al., 2005). Según Kiefer (1986), las
heladas de baja intensidad y duración corta pueden disminuir el rendimiento hasta un 25%.

Argentina a pesar que se extiende latitudinalmente hasta el trópico de Capricornio, carece de climas netamente tropicales y por ello la explotación de especies tropicales como ésta debe hacerse con sumo cuidado para evitar daños y pérdidas de plantaciones por heladas.

Andrade et al.; (2007) desarrollaron una serie de ensayos en cámara fría con plantas de Jatropha curcas de aproximadamente 1 año, que poseían 40 cm de altura y 10 hojas. Las plantas fueron sometidas durante 7 hs a diferentes temperaturas mínimas. A los 14 días las plantas sobrevivientes a los tratamientos de –3ºC y –4ºC ya estaban recuperadas fotosintetizando normalmente, no así las sometidas a –5ºC.

Una plantación en Florida fue sometida a –3.3ºC durante dos noches consecutivas y durante 6-8 horas cada noche. Hubo un 100% de supervivencia con el 75% de caída de hojas. Las plantas rebrotaron en dos semanas y florecieron. Se trata de una variedad de J. curcas que ha
estado presente en Florida durante varias décadas. Uno puede inferir que esta variedad se habría ajustado a las heladas estacionales en North Fort Myers, Florida (Beckford, 2008). Ello significa que existen variedades más tolerantes al frío que otras.

Por las experiencias citadas consideramos prudente fijar el límite por daño por heladas en plantas jóvenes a partir de los –4ºC. Habría que analizar el efecto en plantas adultas.

DESCARGAR TRABAJO COMPLETO EN :

http://www.biodiesel.com.ar/download/Jatropha2009.pdf

GENTILEZA DE SILVIA FALASCA(1) Y MARIA A. BERNABE(2)

1. Investigadora de CONICET. Instituto de Clima y Agua. INTA. Las Cabañas y Los Reseros. Castelar y Directora del Programa sobre Medioambiente y la Producción Agropecuaria. Centro de Investigaciones y Estudios Ambientales (CINEA). Facultad de Ciencias Humanas. UNICEN. Pinto 399, Tandil, Buenos Aires.

2 . Programa sobre Medioambiente y la Producción Agropecuaria. Centro de Investigaciones y Estudios Ambientales (CINEA). Facultad de Ciencias Humanas. UNICEN. Campus Universitario. Tandil.

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido