Agronegocios

PRIMER TRIMESTRE DEL CORTE OBLIGATORIO DE NAFTA Y GASOIL CON ETANOL Y BIODIESEL

La implementación de la mezcla de nafta con etanol comenzó en la región NOA y, espera el Gobierno, que con la próxima zafra cañera se extienda a todo el país. En el caso del biodiésel, las 2,4 Mt de producción anual permitirían aumentar el corte hasta el 15%.

La Ley 26.093, que creó el régimen de promoción para los biocombustibles, cumplió su primer trimestre de vigencia.

Por ello, las principales entidades vinculadas a la producción de bioenergías se reunieron este martes para evaluar los avances en el corte obligatorio del 5 por ciento de la nafta y el gasoil con biodiésel y etanol, respectivamente, que comenzó a regir en el primer minuto de este 2010.

El ministro de Planificación, Julio De Vido, remarcó la sanción de esta norma como un punto clave en el desarrollo de la industria de biocombustibles.

“Siempre que se invierte debe existir un marco legal de clara seguridad jurídica”, dijo el funcionario ante los empresarios de este sector. Las cifras oficiales hablan de que el corte con etanol se comenzó a implementar en el Norte Argentino, aunque se ajustó el porcentaje original: está fijado en el 3 por ciento debido a un déficit en la producción.

Se espera que, con la próxima zafra cañera, se llegue a una oferta de 280.000 metros cúbicos por año y, ahí sí, comenzaría a mezclarse con el 5 por ciento de etanol.

Para el Gobierno Nacional, el objetivo a futuro es elevar ese corte obligatorio hasta el 25 por ciento. El presidente del Centro Azucarero Argentino, Fernando Nebbia, resaltó la importancia que este régimen tiene para el sector.

“Este programa no sólo permitir  sino que demandará un cambio de paradigma productivo: expansión de la actividad cañera, más fabricación de bioetanol y una equilibrada producción de azúcar”, resumió el dirigente tucumano.

En el caso de biodiésel, la capacidad instalada de las empresas asciende a las 2,4 millones de toneladas anuales, pero la demanda interna para realizar el corte de la nafta es cercana a las 800.000 toneladas, por lo que podría incrementarse la mezcla hasta el 15 por ciento.

La producción de biodiésel, cuyo pilar principal es el complejo sojero, convirtió a la Argentina en el “principal exportador mundial” de esta bioenergía, indicó el vicepresidente de la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio), Gabriel Obrador.

Tanto es así, que el 20 por ciento del biodiésel consumido en Europa es de origen argentino. Sobre este punto, De Vido remarcó que “lo que se exporte siempre debe ser excedente”.

El encuentro fue organizado por la Asociación Argentina de Biocombustibles e Hidrógeno (Aabh), en conjunto con Carbio, la Cámara de Alcoholes y el Centro Azucarero Argentino. Además del ministro de Planificación, en representación del Poder Ejecutivo asistió el coordinador del Programa Nacional de Biocombustibles, Javier de Urquiza

Futuro limpio. Los empresarios y los funcionarios nacionales coincidieron en que el próximo paso será desarrollar tecnologías y genética para producir semillas para biocombustibles de primera y segunda generación, como la jatropha, colza y tártago, entre otras.

Para ello, el Ministerio de Planificación dice que se incorporarán tierras hoy marginales para cultivos tradicionales pero con actitudes para cultivos energéticos alternativos. En la región del Nordeste Argentino, por ejemplo, se están desarrollando nuevos proyectos en base al maíz en Córdoba, y la mandioca en Corrientes.

Mariana Leiva

Fuente: Infocampo

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido