argentina

Los Estados Unidos proponen a la Argentina iniciar conversaciones para cooperar en el desarrollo de biodiesel y etanol

CONGRESO-ALVEARPrimer Congreso Americano de Biocombustibles.

Buenos Aires, mayo 10 – El encargado de negocios de la Embajada de los Estados Unidos, Michael Mattera, afirmó hoy que su país está dispuesto a “iniciar conversaciones” con la Argentina para alcanzar un acuerdo de cooperación en el desarrollo de biocombustibles.

    “La Argentina tiene un rol esencial” en el desarrollo de la región, remarcó Mattera, al disertar en el Primer Congreso Americano de Biocombustibles que se realiza hasta mañana en el Alvear Palace. 

Sin embargo, el representante estadounidense puntualizó que “todavía no se iniciaron las conversaciones para alcanzar una cooperación con la Argentina a nivel gobiernos y también privado”.

Por su parte, el director ejecutivo de la Comisión Interamericana de Etanol, Jorge Arrizurieta, sostuvo que en la región existen “muchos mitos” y “desinformación” sobre la producción de biocombustibles y etanol, pero consideró que “se pueden generar grandes cambios” para revertirlos.

En su disertación Arrizurieta explicó que “el objetivo de la Comisión es aumentar la producción y el consumo de etanol en las Américas y el mundo” y añadió que “la misión adicional (de esta institución nacida en los Estados Unidos) es aumentar la participación de la comisión en el resto de América Latina y el Caribe”.

Asimismo, Arrizurieta remarcó que es preciso “crear un clima de inversión necesario para aumentar la producción y el consumo de etanol”, pero también “difundir las realidades y los muchos mitos que existen en torno al desarrollo y producción de los biocombustibles y el etanol”.

Por su parte, el director de la Federación de Industrias de San Pablo, Roberto Rodrigues, remarcó que este siglo “ofrece una chance única de cambiar la civilización” con la producción de biocombustibles, pero advirtió que “nada va a cambiar si no estamos juntos” y si no existe una “estrategia” regional y mundial.

En este sentido, aseguró que “en los próximos 30 años la demanda de combustibles líquidos va a crecer 55 por ciento” lo que va a generar un nuevo desafío y la “posibilidad fantástica de cambiar a una democracia a partir de la agroenergía”.

Por eso, dijo que “se nos ofrece una chance única de cambiar la civilización”, pero se preguntó ante esta situación “cuál es la estrategia de la región” para hacer frente a este desafío.

En tanto, el especialista en política y agronegocios del Instituto Interamericano de Cooperación Agrícola (IICA), Federico Ganduglia, señaló que “muchos países de la región cumplen con la disponibilidad de materias primas y poseen avances institucionales” para la generación de biocombustibles, pero advirtió que “el desafío es transformar esas ventajas comparativas en competitivas”.

Para lograrlo, indicó que “va  a ser indispensable la tecnología” y que también será “fundamental la calidad” de la producción.

En cuanto a la Argentina destacó que “posee y dispone de la materia prima en forma inmediata” y que “posee un alto potencial para convertirse en un actor clave”, aunque también señaló que “Brasil es el país con mayor potencial de la región y el más avanzado en ese sentido, con una firme voluntad política del Gobierno en promover los biocombustibles”.

Por su parte, en su presentación en el panel, el director del Instituto de Ecología Vegetal de la Fundación Miguel Lillo, Juan González, destacó que el Noroeste Argentino (NOA) tiene “un gran potencial” para el desarrollo de alcohol y etanol, pero subrayó que no se puede pensar explotarlo sin tomar las medidas de protección ambiental necesaria.

“El NOA tiene la capacidad instalada y el ‘know how’ para producir etanol”, afirmó González, quien destacó que este desarrollo también “puede verse favorecido por el cambio climático”.

Sin embargo, puntualizó que “no se puede pensar en producir etanol sin utilizar un sistema de reutilización de la vinaza”, sustancia química contaminante que deriva del proceso de fabricación.

Indicó que “la vinaza tiene potenciales que deberían desarrollarse en forma paralela a la producción de alcohol”, y destacó que “se puede usar en tierras marginales como fertilizante”.

Emilio López King

Enviado especial por http://www.biodiesel.com.ar/

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido