aceite

La Colza busca lugar en el negocio oleaginoso argentino

Colza-ArgentinaPrevén que la producción se multiplique por seis en dos años
Cooperativas y semilleros lanzaron planes para difundir las ventajas del cultivo.

Con el objetivo de despertar el interés en los productores agropecuarios, los semilleros, cooperativas y comercializadoras están desplegando toda su artillería para que esta campaña se extienda la siembra de un cultivo que tuvo varios intentos en el país sin demasiados éxitos: la colza.

Demandada internacionalmente para la producción de biocombustibles la oleaginosa está pidiendo pista en el país a través de proyectos como el de Cazenave y Asociados y el de la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA).

Si bien en Argentina apenas se cultivan alrededor de 20 mil hectáreas de la oleaginosa, la perspectiva de semilleros, cooperativas y comercializadoras es que en dos o tres años se expandan a 120 mil hectáreas.

La perspectiva de crecimiento se basa en la importancia que está teniendo la simiente a nivel mundial – se trata de la segunda en importancia después de la soja- ya que aporta el 12 por ciento de la producción mundial de granos oleaginosos, detrás de su compañera que lleva la delantera con un 57 por ciento.

Según la consultora Mercampo, el principal exportador del cultivo y de aceite de colza es Canadá. Con anterioridad, la Unión Europa era también exportadora neta de aceite de colza, pero la gran demanda interna derivada del auge de los biocarburantes revirtió la situación. China concentra un 27 por ciento de las exportaciones del cultivo.

Por otra parte, el principal importador de colza es Japón al concentrar el 33 por ciento de compras, mientras que el de aceite es Estados Unidos al absorber un 45,5% de las mismas.

Los números del sector

En cuanto a los precios, en la última campaña la producción experimentó una caída de casi 4 por ciento mientras que el consumo creció casi 2%, reduciéndose así los stocks a nivel internacional en un 81%. Esto llevó a que la relación stock-consumo experimentara una caída e induzca los precios al alza.

Según los analistas, la evolución futura de los valores dependerá de cómo se muevan la producción y el consumo y con ellos los stocks, pero la perspectiva es de aumento, por el auge de los biocombustibles que permitirá seguramente arrastrar hacia arriba los valores.

En Argentina, a modo de ejemplo, se está pagando un promedio de 225 dólares la tonelada, pero según fuentes del sector, uno de los fracasos que tuvo la oleaginosa en el país se debió a la escasa transparencia que tuvo la comercialización de la misma.

Según Antonio Andrada, de la ACA, la falta de difusión de esta alternativa en el país se debió en gran parte a que a algunas empresas hacían contratos con los productores, les entregaban semillas con el compromiso de tomar la producción pero luego no lo hacían. “Probablemente no había la demanda que hay hoy en el mercado para este cultivo”, indicó Andrada y agregó que tampoco había tantas variedades como las que existen en la actualidad.

En ese sentido, el especialista explicó que es una alternativa interesante como cultivo de invierno diferente al trigo y la cebada que se cosecha antes y que resulta una muy buena complementación con la soja. “Nos exigen que no sea modificada genéticamente en el exterior y tiene muy buenos rendimientos”, indicó.

Por eso, firmas como Cazenave y Asociados y la misma cooperativa ACA lanzaron sendos “planes colza” donde en combinación con semilleros y comercializadoras apuntan a promover el cultivo en el país.

Fabiana Monti

Fuente: Diario La Capital

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido