argentina

Biocombustibles: tema de una jornada en Expoagro

BiodieselExpoagroLos biocombustibles están cambiando el negocio agrícola. En nuestro país, los combustibles de origen vegetal ya son un hecho. Desde el 1 de enero de 2010, la nafta y el gasoil argentinos deberán ser cortados con un 5 por ciento de bioetanol y biodiesel. 
Las ventajas que tendrá en el futuro inmediato la utilización de los biocombustibles, el aumento de la eficiencia en la producción de granos y el agregado de valor en el sector agropecuario y los puntos centrales de la Ley que regula la actividad fueron los grandes aspectos abordados en Expoagro por representantes de la Asociación Argentina de Biocombustibles e Hidrógeno.

El presidente de la entidad, Héctor Huergo, destacó que la mitad de los 90 millones de toneladas de granos que producirá el país en esta campaña corresponden a la producción de soja. Este dato ubica al país como una de las naciones con mayor potencial para la producción de biodiesel.

Por su parte, el vicepresidente de la Asociación, Claudio Molina, analizó diferentes aspectos de la ley que reglamenta la producción de estos derivados del agro, al puntualizar que en la Argentina, a partir del 1 de enero del 2010, la nafta y el gasoil deberán tener un corte del 5 por ciento de combustibles de origen no fósil.

Huergo definió a la producción de biocombustibles como la ecuación ideal. La transformación de energía solar en biocombustibles se refleja en una mejora continua de todo el sistema. Una cosa era producir combustibles vegetales con un maíz de 3000 kilos y otra es hacerlo con cultivos que rinden 8.000 kilos, que demandan menor volumen de gasoil gracias a la siembra directa, y un mejor uso de los fertilizantes debido a la mejora en la eficiencia.

Algunos estudios demuestran que una tonelada de maíz da 400 litros de etanol y 600 kilos de subproductos para la alimentación animal. “Hoy, producir 10 toneladas de maíz nos da 4000 litros de etanol que pueden equivaler a 4 mil litros de nafta si se compara con la energía que entrega. Podemos gastar en siembra directa y dos fumigaciones alrededor de 20 o 25 litros de gasoil por hectárea y obtenemos 4000 de etanol más 6000 kilos de granos destilados que podemos destinar a la producción ganadera”, detalló Huergo.

Luego abordó la ecuación que para la producción de biodiesel presenta la soja. En este caso, con 3000 kilos de soja se pueden obtener 500 litros de aceite equivalentes a 500 litros de biodiesel. ¿Cuántos litros de gasoil necesitamos para sembrar una hectárea de soja? Se necesitan 10 o 20 litros, pero con esos 20 litros estamos obteniendo 500 litros de biocombustibles, más 2.500 kilos de harina de soja de alto contenido proteico que se miden en término de nutrición para animales o seres humanos. “Por lo tanto, el balance energético de la soja es fenomenal”, dijo Huergo.

Al realizar consideraciones sobre la Ley 26093 que entró en vigencia en febrero último, Claudio Molina, sostuvo que en ningún caso se homologó el uso de combustibles puros, aún cumpliendo con normas de calidad que pueden lograr una performance razonable. Por otro lado dijo que el uso de biocombustibles no fue regulado en las zonas restringidas y se refiere a parques nacionales y flotas del Estado que tendrán un régimen especial con porcentaje distintos, que aún no fueron reglamentados.

Respecto de la promoción fiscal recordó que las empresas que operan con los biocombustibles no pagan los gravámenes que sí lo hacen los combustibles fósiles. Por otro lado, es una licencia y quien no tenga la promoción fiscal en el mercado interno no podrá vender a las compañías petroleras que hagan el corte, en otras palabras, sólo lo podrán hacer las empresas calificadas por la autoridad de aplicación.

 Fuente: Info341.com / Expoagro

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido