biocombustibles

Biocombustibles: se espera una fuerte expansión mundial

Precios sostenidos para los granos.

En Washington se realizó el más importante encuentro de perspectivas mundiales agropecuarias del mundo organizado por el USDA; se respiró un aire de optimismo por el futuro de las commodities.

En los primeros días del corriente mes, se realizó en la ciudad de Washington el más importante encuentro de perspectivas mundiales agropecuarias del mundo, que organiza desde hace ya 83 años el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA).

En esta oportunidad y al igual que en otras ediciones donde el “leit motiv” se basaba en los aspectos ecológicos de los cultivos, de la conservación de los suelos, de la asistencia a los “farmers” etc., el mismo se centró en el uso y desarrollo de los biocombustibles a nivel local y su fuerte expansión mundial.

Al margen de los vaivenes coyunturales de las principales bolsas mundiales y el impacto de estos cambios sobre el precio de gran parte de los commodities, en las salas de exposición se respiró un profundo optimismo como consecuencia de las proyecciones presentadas, que mostraban un escenario para los próximos años de un sostenido nivel de cotizaciones en la mayoría de los productos, bajo el argumento del crecimiento permanente de la economía de los principales actores del mercado mundial y los nuevos usos de los granos, que aseguran una demanda sostenida.

En efecto, las nuevas proyecciones del USDA, muestran un cambio significativo en el “mix” productivo americano, el cual se orienta fuertemente hacia la especialización en granos forrajeros, particularmente maíz, destinado a incrementar en forma significativa la molienda e industrialización de este grano para la obtención de etanol, combustible sustituto de los de origen fósil.

Estos cambios son impulsados desde la administración central, con la intención de disponer de fuentes de energía alternativas, en virtud de las escasas reservas de petróleo disponibles, la posibilidad de contar con sustitutos de menor grado de contaminación ambiental y la necesidad de reducir el nivel de dependencia externa con los grandes productores de petróleo del Oriente Medio y Venezuela. Ello implica un esquema de subsidios interno que tornan muy rentable la producción de estos granos y permiten competir eficientemente con el petróleo, en el actual marco de precios.

Paralelamente, se pondrán en práctica severos programas de restricción de consumo, como los aplicados hacia mediados de los años 70 en oportunidad de la crisis petrolera. El “twenty-ten” o programa de reducción de consumo del 20% del combustible en el término de diez años, pone de manifiesto la profunda preocupación de las autoridades por buscar rápidas soluciones energéticas.

Obviamente la expansión del área de maíz en EE.UU. a raíz de los excelentes precios actuales de este cereal, que para este ciclo se estima permita duplicar el ingreso bruto de los productores respecto de lo recibido en el año anterior, implica una disminución en el área dedicada a la soja, lo cual se traducirá no sólo en un volumen menor de producción y comercio, sino en un nivel de existencias finales muy reducidas, que sin duda también será motivo suficiente como para darle sostén al precio de todo el complejo (aceite y subproductos) de esta oleaginosa.

Finalmente en este optimista marco de precios esperados, también el trigo, con su carácter de grano con destino al consumo humano y animal (forrajero) se verá beneficiado de esa mejora en los precios internacionales, básicamente debido a su alto grado de sustitución, principalmente con los granos forrajeros.

Estas perspectivas de bonanza en materia de precios, que se estima podría prolongarse en el tiempo, principalmente en función a la creciente demanda de combustibles, el precio actual del petróleo y el desarrollo de las investigaciones acerca de nuevas fuentes energéticas, no es privativo del país de Norte. Igual tendencia se observa en gran parte de la Unión Europea, quien presenta agresivos programas de expansión de biocombustibles, basados principalmente en la industrialización de la colza, como así también en los países del sudeste asiático, los cuales están desarrollando una masiva transformación del aceite de palma como biodiésel.

Parte de esta nueva realidad se plasma en la propuesta que la administración Bush presenta en la nueva Farm Bill (Ley Agrícola) 2007, caracterizada por una drástica reducción en el presupuesto global para los próximos años, en materia de programas de asistencia al productor vía sostenimiento de precios en virtud del alza generalizada de las commodities, aunque incrementado en forma significativa los recursos para la investigación y desarrollo de fuentes alternativas de energía como la celulósica.

En este marco, nuestro país -que en el actual ciclo alcanzará las 90 millones de toneladas de producción total de granos, los cuales son producto de la expansión del área sembrada total y la mejora permanente en los rendimientos unitarios- se verá con incentivos adicionales para seguir incrementando su volumen, dado los precios internos esperados que no sólo se traducirán en mejores ingresos a los productores, sino que permitirán realizar las rotaciones necesarias entre cultivos, con la consecuente conservación de los recursos naturales.

Resultará sumamente interesante el seguimiento de las variables expuestas, en especial por parte de los principales referentes mundiales, tanto de Estados Unidos (USDA) como de Europa (Oil World) los que se reunirán en Buenos Aires en el próximo mes de mayo en el marco de una nueva edición de Agrotendencias, Seminario organizado por la Federación de Centros de Acopiadores de Granos.

Por Raúl Dente y Gustavo López
Para LA NACION

Los autores son gerente general y asesor económico, respectivamente, de la Federación de Centros de Acopiadores de Granos. Ambos asistieron al Agricultural Outlook Forum 2007- USDA-WDC

Fuente: Diario La Nación

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido