aceite-de-soja

ROSARIO, el gran polo oleaginoso

ROSARIO-PUERTO-ROSARIOSanta Fe tiene un servicio de conexión bisemanal con Uruguay.Foto: Amancio Alem.

En Rosario, el panorama es distinto, pero mejor y con mayores proyecciones. Hacia allí se dirigen los proyectos más ambiciosos de biocombustibles. La brasileña Integrated Biodiesel Industries localizó una planta de 60.000 toneladas, y sigue creciendo en cargas de productos que se envían mediante contenedores (especialmente fertilizantes y siderúrgicos).

Las terminales graneleras en Rosario son 18, desde Timbúes hasta Arroyo Seco (65 km). Si bien el ferrocarril aumentó su participación en el transporte de granos, para la exportación la red de puertos sigue siendo el principal objetivo. Se estima que este año, por el servicio ferroviario, llegarán a esa región cerca de 15 millones de toneladas. El resto de la actividad, granelera por excelencia, sigue respaldando el crecimiento que ha convertido a la región en el polo oleaginoso más importante del interior del país. Sin duda, Terminal 6 (Aceitera General Deheza-Bunge), son las empresas que mayor dinámica le otorgan al lugar.

A partir de los comienzos de la década del 80´ dichas actividades se han ido concentrando paulatinamente en instalaciones de embarque privadas, situadas tanto al norte (Puerto General San Martín-San Lorenzo) como al sur de la ciudad (Punta Alvear-General Lagos). A partir de 1991 las principales importaciones han sido de productos siderúrgicos (palanquilla, aceros varios, acero en rollo), fertilizantes, minerales (manganeso, zinc, azufre, hierro) y maderas a partir de 1992.

En la actualidad las principales exportaciones por Puerto Rosario son de aceites vegetales, granos y subproductos, azúcar a granel, cítricos y jugos.

La República Argentina tiene actualmente un solo puerto de entrada y salida de contenedores y carga general, emplazado en la ciudad de Buenos Aires. Hoy Rosario ofrece la posibilidad de invertir y operar a largo plazo una terminal en el interior del continente, con todos los atributos de un puerto fluvio-marítimo, característica que haría disminuir sensiblemente los elevados costos de transporte y manipuleo consecuencia del flete terrestre, el congestionamiento y dificultades de acceso al Puerto de Buenos Aires.

A partir de un profundo análisis del comercio exterior argentino, de los movimientos registrados en los distintos puertos del país y de inventarios de inversiones previstas en las diferentes áreas de actividad, se identificaron las principales cargas potencialmente captables por el Puerto Rosario, incluyendo básicamente las siguientes (derivadas de la Hidrovía Paraná-Paraguay): mineral de manganeso; pasta celulósica; emprendimientos mineros: boratos, sales de litio, concentrado de cobre, concentrado de plomo; maderas; auto partes (en bultos y en contenedores); contenedores en general y automotores.

En la actualidad se denomina Puerto Rosario al conjunto de instalaciones situadas entre los km 395 y 420,3 del río Paraná, espacio sobre el que se extiende la jurisdicción del Ente Administrador Puerto Rosario (Enapro).

El Enapro fue creado en 1993 por el gobierno santafecino, como paso previo a tomar la administración y explotación del puerto en el proceso de descentralización y desregulación de la actividad portuaria puesto en marcha por el Estado. A partir del 1° de noviembre de 1994, el Enapro tiene a su cargo la administración del puerto de Rosario.

Como autoridad portuaria, mantiene y asegura el marco de referencia institucional, administrativo y técnico que posibilite la operación de las áreas concesionadas y es el responsable por el mantenimiento de las redes de servicios de uso compartido y que sirven de apoyo a la operativa portuaria: vías y playas ferroviarias, accesos y trama de circulación interna al puerto, iluminación, fuerza motriz, redes de agua potable y servicios contra incendio, desagües, etc.

En los últimos años, la actividad del puerto ha experimentado un crecimiento sostenido. Las principales cargas movilizadas en los sectores del puerto que el Enapro ha entregado recientemente en concesión han sido, las exportaciones de aceites vegetales, frutas cítricas y azúcar, y las importaciones de fertilizantes y productos siderúrgicos. Las exportaciones de granos y subproductos se canalizan en forma casi excluyente a través de instalaciones específicas situadas fuera de los sectores entregados en concesión.

Siendo que el Enapro es administrado por la provincia de Santa Fe, tal ente se rige por un Estatuto Orgánico creado por decreto provincial Nº 209/94, ratificado por decreto provincial Nº 1381/94 y en un todo de acuerdo con la ley nacional Nº 24.093 y provincial Nº 11.011. Su grado de amplitud operativa se considera explicitado precedentemente.

El Puerto Rosario tuvo un período de auge en el que se destacó entre los puertos argentinos, por su protagonismo en las exportaciones de productos agrícolas. A partir de mediados de la década del ?80, el tráfico de cereales fue desviado hacia las terminales privadas de la zona de Puerto General San Martín-San Lorenzo.

El último año, el Enapro priorizó la necesidad de incorporar nuevas estrategias de gestión y como una manera de mantenerse a la altura de la exigencias de otros puertos del mundo y de mejorar la relación con los clientes y concesionarios, comenzó el año pasado un proceso de implantación de un Sistema de Gestión de la Calidad en base a la Norma ISO 9001.

El objetivo de la implementación de la mencionada norma se centra en estandarizar los procesos internos de gestión, mejorando su eficiencia y sus servicios.

Fuente: La Nación

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido