energías renovables

Energía solar: el Vaticano tiene su propia planta de energía limpia

energia-solar-vaticanoEjemplar emprendimiento del pequeño Estado.  RECEPTORES. 2.400 paneles solares cubren el techo de la sala de audiencias. REUTER

La instalación ayudará a que el 20% de la energía que consume el Vaticano provenga de fuentes renovables en 2020.

VATICANO.- Un sistema fotovoltaico para el aprovechamiento de la energía solar fue inaugurado oficialmente en el Vaticano. El papa Benedicto XVI ofreció su primea audiencia general “ecológica” en la sala que da a la Plaza San Pedro, sobre cuyo techo se instalaron durante los últimos dos meses y medio unos 2.400 módulos solares. 

Esta nueva planta de energía tiene una potencia máxima de 222 kilovatios y anualmente puede generar unos 300.000 kilovatios/ hora, lo que representa el consumo de más de 100 viviendas por año. El Papa proclamó la protección del medio ambiente entre los objetivos principales de su pontificado.

En la sala de audiencias fueron reemplazados los paneles de hormigón por módulos solares en una superficie de 5.000 metros cuadrados. El sistema, integrado con la arquitectura del techo, ofrecerá energía limpia, con lo que se evitará la emisión de 225 toneladas de dióxido de carbono. Esta instalación ayudará a que para 2020 un quinto de la energía en el Vaticano sea obtenida de fuentes renovables. La sala tiene aforo para 12.000 personas. Su construcción fue encargada por Pablo VI y terminada en 1971. Lleva el nombre de “Aula Pablo VI” o también “Aula Nervi”, en honor al arquitecto responsable de la obra. El martes, el Vaticano recibió el Premio Solar Europeo 2008, la primera distinción por el proyecto logrado, que abastecerá la sala y los edificios aledaños.

Alternativa eólica

El sistema, que costó 1,5 millón de euros (casi U$S 2 millones), fue un regalo de la empresa SolarWorld, con sede en Alemania. Con el nuevo sistema se van a economizar unas 80 toneladas de petróleo al año. El Vaticano está desarrollando otros proyectos de energía limpia para cubrir las necesidades de las 44 hectáreas de su superficie, sobre todo para la calefacción. El ingeniero Mauro Villarini, responsable del proyecto, estudia la posibilidad de desarrollar también energía eólica. El objetivo es cubrir con energía renovable el 20% de las necesidades energéticas hasta 2020. De esa manera se cumplen los objetivos fijados por la UE para los países del bloque. Según el Protocolo de Kyoto, un Estado puede obtener créditos sobre su propio nivel de emisión de gases contaminantes, si financia proyectos ecológicos en otros países. El Vaticano financia desde 2007 la plantación de bosques en Hungría. (DPA-AFP)

Fuente: La Gaceta

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido