biocombustibles

Biocombustibles: estudian científicos el potencial del carraspique ( Thlaspi arvense) como fuente de biodiesel

biodiesel-carraspique-arsUn solo campo de carraspique podría rendir de 75 a 100 galones del combustible biodiesel. Foto cortesía del Archivo de la Universidad Estatal de Utah, Bugwood.org 

La maleza llamada carraspique podría pasar por una transformación mayor de su reputación, gracias a estudios realizados por los científicos del Servicio de Investigación Agrícola (ARS) en Peoria, Illinois.

Allí, científicos dirigidos por Terry Isbell han investigado el potencial de esta maleza anual de invierno de rendir una abundancia de semillas ricas en aceite para utilización en la producción de biodiesel y otros productos, incluyendo un fertilizante orgánico y un fumigante natural. 

Históricamente, el carraspique ha sido solamente un problema para los granjeros. Pero ahora, con la búsqueda estadounidense para alternativas domésticas al petróleo, la planta merece otra mirada.

En julio, la compañía Biofuels Manufacturers of Illinois, LLC (BMI por sus siglas en inglés) de Peoria firmaron un acuerdo de investigación y desarrollo cooperativo (CRADA por sus siglas en inglés) de dos años para realizar pruebas de laboratorio y de campo enfocadas en identificar las características de producción del carraspique como un cultivo y una materia prima de biodiesel.

Los resultados de investigaciones previas por Isbell y sus colegas en la Unidad de Investigación de Nuevos Cultivos y Tecnología de Procesamiento mantenida por el ARS en Peoria indican que un solo acre de carraspique puede rendir de 1.500 a 2.000 libras de semillas que podrían producir de 75 a 100 galones de biodiesel.

Mediante el CRADA con BMI, los investigadores manejarán un cultivo de invierno de aproximadamente 10 acres de carraspique y cosecharán las semillas tarde en la primavera del 2009, seguido por un cultivo de soya y, en la primavera del 2010, por maíz.

Después de la extracción del aceite de las semillas, los investigadores utilizarán una reacción química llamada transesterificación para producir biodiesel y glicerina, la cual es un subproducto apropiado para utilización en jabones, lociones y otros productos.

Después de la refinación del biodiesel, los investigadores probarán el biocombustible de acuerdo con los estándares de funcionamiento del sector de biocombustible. Los investigadores también examinarán los constituyentes de la harina sobrante, especialmente los isotiocianatos. La descomposición de estas sustancias fumiga biológicamente el suelo y mata ciertas plagas allí.

Por Jan Suszkiw

Fuente: Ars 

ARS es una agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

4 Comments

4 Comments

  1. El Fénix no baja

    noviembre 27, 2008 at 9:23 am

    Otra planta oliaginosa más que se suma a la Falsa Mandioca, Ricino, Cardo, Cyanobacterias y muchas más, que no son utilizables como alimentos.
    Todo está servido en bandeja, a casi todo se le puede extraer aceite, solamente hay que ponerse a trabajar .
    El alvibioleta.

  2. Ing. Agr. Silvia Falasca

    noviembre 27, 2008 at 3:50 pm

    Estimados lectores y a los responsables de la web:

    A través de mi mensaje quiero comunicar que ha ocurrido un error en la nota, debido a que se les atribuye a muchas crucíferas el mismo nombre vulgar.
    El “carraspique” sobre el que trabajado el Dr Terry Isbell se denomina “Thlaspi arvense” y no Iberis sempervirens.
    Lo pueden cooroborar ingresando su nombre en el Google Académico.
    Los nombres vulgares en inglés son pennycress, field pennycres, Bastardcress, Fanweed, etc.
    Los norteamericanos le han dedicado varios años de investigación a esta especie con el objeto de sustituir las importaciones de colza.
    La viscosidad del aceite es casi igual que el de colza aunque mantiene una viscosidad ligeramente más alta a temperaturas elevadas. En vista de este hecho y de la similitud en composición de los dos aceites, esta especie podría sustituir al aceite de colza como lubricante, puede ser usado en pinturas y barnices y otros productos involucrando aceites secantes.
    Las semillas aplastadas luego de la extracción del aceite, dan lugar a una especie de “harina” que queda como sobrante después de la producción del biodiesel. Esa harina puede emplearse como fertilizante orgánico y a su vez como fumigante en el suelo para cosechas de alto valor reemplazando al Bromuro de metilo que es un fumigante de suelo, que se utiliza en los cultivos de alto valor pero, que contribuye a las emisiones de gases invernadero. En ensayos de campo, la descomposición de la harina soltó isothiocianato de alilo y otras sustancias que controlaron la germinación de algunas malezas.

    Atte Ing. Agr. Silvia Falasca
    Investigadora de CONICET
    Especies no tradicionales para
    producir biocombustibles

  3. emilio

    noviembre 27, 2008 at 5:14 pm

    GRACIAS SILVIA POR EL APORTE! YA LO HEMOS CORREGIDO

    SALUDOS

    JORGELINA

  4. Miguel

    diciembre 31, 2012 at 6:25 pm

    Buenas tardes.
    Mi nombre es Miguel Amelong y estoy interesado en comunicarme con la Ing. Silvia Falasca.
    Busco ampliar informción de un trabajo que realizó sobre Arundo donax.

    Desde ya muchas gracias.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido