etanol argentina

Etanol en Argentina, Córdoba espera inversiones por 300 millones de dólares

ethanol argentina,

#Etanol: con corte del 25%, inversiones por U$S 300 millones en #Córdoba.

Si se autorizara un incremento del porcentaje que se mezcla con nafta, ese sería el flujo de inversiones que recibiría la provincia, que es la productora casi exclusiva de #ethanol a base de maíz.

#foto: ACABIO. Duplicando el porcentaje de corte, se necesitarían tres o cuatro plantas más como ésta para cubrir la demanda de etanol.

La industria etanolera “está preparada” para abastecer una mayor tasa de corte de las naftas y pasar del actual 12 por ciento rápidamente a un 15 por ciento y, en un mediano plazo, en torno al 2020, llegar al 25 por ciento, afirmaron sus referentes nacionales durante un Taller de Etanol Combustible (Teco) que se llevó a cabo en la ciudad de Villa María.

Si ya se adoptara la decisión, sobrevendría un proceso de significativas inversiones, pues el sector debiera llevar su producción actual de un millón de metros cúbicos de bioetanol a una capacidad de 2,5 millones de metros cúbicos.

Córdoba, beneficiada

Las plantas que elaboran el biocombustible en base a maíz tendrían que duplicar su producción y construirse nuevas fábricas: se calcula que Córdoba recibiría inversiones por 300 millones de dólares. Los ingenios azucareros que acoplaron el bioetanol a partir de la caña de azúcar transitarían un camino similar.

El mensaje fue escuchado por el subsecretario de Refinación y Comercialización del Ministerio de Energía y Minería de la Nación, Pablo Popik, quién aseguró a sus interlocutores que el gobierno central se ha definido a favor de una mayor participación de los biocombustibles en la matriz de los combustibles líquidos pero que para incrementar la tasa de corte, es preciso examinar con cuidado la estrategia a seguir de ahora en adelante, pues se presentan “ecuaciones distintas sobre las formas de hacerlo, balanceando los intereses que están en juego”.

El director ejecutivo de la Cámara de Bioetanol de Maíz (Biomaíz), Patrick Adam, ponderó lo que significaría un aumento del corte: “podemos llegar a 2,5 millones de metros cúbicos de bioetanol, lo cual sería un salto fenomenal de la actividad”.

Las empresas productoras de bioetanol en base a almidón de maíz son seis, cuatro radicadas en Córdoba, una en San Luis y la sexta en Santa Fe. Aparte de abastecer su cuota de bioetanol para el corte del 12 por ciento, generan otros co-productos como la Burlanda, el dióxido de carbono y aceite.

El mercado interno absorbe varios miles de toneladas de Burlanda y en 2015 se realizaron exportaciones por 20 millones de dólares. Las etanoleras están consumiendo el seis por ciento de la producción de maíz y movilizan cinco mil puestos de trabajo sin contar la ocupación de tamberos y personal de tambos, feed lots y otras producciones.

Inversiones

Los etanoleros de maíz disponen de capacidad para atender una mayor demanda de biocombustible. Patrick Adam declaró: “Si se incrementa la tasa de corte, nosotros ya tenemos una capacidad excedente de 85.000 metros cúbicos y luego será imperativo invertir en nuevas plantas para duplicar la producción, especialmente en Córdoba que es una zona maicera por excelencia. Yo pienso que habría inversiones en Córdoba por 300 millones de dólares, como hipótesis de mínima”.

El directivo de Biomaíz admitió que “el aumento del corte demanda una tarea de coordinación muy grande puesto que hay que armonizar los intereses de todos los actores, pero hay que tomar una decisión y avanzar hacia un aumento del corte que es lo que necesita la Argentina”.

Víctor Accastello, director de Agroinsumos e Industrias de la ACA, apuntaló la visión de Adam considerando que iniciada esta etapa de crecimiento a partir del aumento del corte, “en Córdoba deberían sumarse tres o cuatro plantas, ya sea nuevas o por ampliación de las existentes: imagino varias ACABIO más y también estaremos exportando etanol, vislumbro un futuro resplandeciente para la industria y para los argentinos”.

Accastello afirmó que tanto el sector de caña como el de maíz “estamos preparados para un corte mayor, perfectamente podríamos ir al modelo brasilero que corta al 27 por ciento: requiere como mínimo dos años para concretar las inversiones y se pongan en marcha las nuevas instalaciones”.

Opinó que se precisa establecer “un plan para los próximos 10 o 15 años colaborar con el autoabastecimiento energético a partir del agro, contribuir con el 25 por ciento de las naftas que se consumen en el país, es muy importante”. Con el añadido de estar cumpliendo con el Acuerdo de París sobre el calentamiento global.

Debate amplio

El taller fue patrocinado por la empresa Novozymes, una de cuyas unidades de negocios está especializada en biorrefinerías. Por tal razón, se ha arraigado en Brasil y aspira a desarrollar un protagonismo semejante en la Argentina, por lo cual a Villa María “bajó” una parte de su plantel encabezado por William Yassumotto, su principal ejecutivo para América Latina.

El equipo de Acabio, la planta de bioetanol que en Villa María construyó la Asociación de Cooperativas Argentinas, actuó de anfitrión y coorganizador del encuentro, al que asistieron más de 200 referentes de la industria etanolera y de los biocombustibles.

Durante dos días de deliberaciones, un tramo se dedicó a repasar las experiencias de otros países, especialmente Brasil, dónde se ha expandido la tecnología Flex en el parque automotor, utilizándose porcentajes elevados de alcohol hidratado.

También se analizaron los procesos de valor agregado que se han desarrollado en el mundo y en la Argentina, comprendiendo a los co-productos que se obtienen en las plantas etanoleras base maíz, como la Burlanda húmeda y seca (DDGS), que se ha incorporado a las dietas de alimentación de vacas lecheras y feed lots.

Finalmente, se discutieron la implementación de mayores tasas de corte en la Argentina, al 15 por ciento (E15) y al 25 por ciento (E25), las perspectivas de la industria sectorial y la visión gubernamental de esa posibilidad de crecimiento.

Etanol de azúcar

A su vez, el presidente de la Cámara Argentina de Alcoholes (etanol base caña de azúcar), Oscar Rojo, explicó que “en el sector azucarero el 80 por ciento son pequeños y medianos productores y empresas: 8.000 productores, basados en el trabajo familiar, tienen menos de 100 hectáreas”. En el NOA, el conjunto del sector ocupa una gran cantidad de mano de obra: 54.000 personas en forma indirecta y 140.000 indirecta, aseguró el directivo.

La producción de azúcar es de 28 millones de toneladas, volumen que excede con holgura las necesidades del consumo interno y no se logra exportar la totalidad de los excedentes. “El Plan Etanol es una solución (parcial) a los excedentes y ha posibilitado un mejor balance económico”, reconoció Rojo. Actualmente 12 ingenios están produciendo etanol en el NOA y sólo uno –administrado por el Estado jujeño, por estar en quiebra- no ha podido sumarse”, agregó.

En el NOA, el corte al 12 por ciento ya generó inversiones por 870 millones de pesos.

“Con la producción actual de azúcar se cuenta con un volumen superior al que demanda el corte vigente. Por tanto hay caña suficiente si se quiere llevar el corte al 17 por ciento y, en un plazo más largo, se puede garantizar un aumento del corte hasta el 25%. Lo cual se traduciría en un fuerte impulso agroindustrial para el Noroeste Argentino”, dijo Rojo.

Juan Carlos Vaca

Fuente: La Voz

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido