comercio exterior

Recuperar el equilibrio

exportaciones argentinas

Las profundas asimetrías entre las diferentes regiones de #Argentina atentan contra el desarrollo; fortalezas y debilidades de las #economías provinciales.

EL desequilibrio entre regiones conspira contra un crecimiento sostenible. Corregirlo, replantear el federalismo y alcanzar una nueva ley de coparticipación fueron los ejes del #seminario organizado por la #Fundación #Banco #Ciudad.

El economista Bernardo #Kosacoff señaló que en el país existe una gran heterogeneidad en la producción, desarrollo humano y regional. En cuanto al sector industrial, en los últimos años registra una pérdida de participación en el total de las #exportaciones, con envíos de manufacturas que caen desde 2011, detalló el ex director de la Comisión #Económica para #América #Latina y el #Caribe (#Cepal).

“Por otra parte, para que la industria crezca es preciso importar insumos y bienes de capital. Mientras hubo reservas no se presentaron inconvenientes, pero ante el retroceso del saldo comercial la anterior política impuso restricciones a las compras al exterior”, agregó Kosacoff.

La volatilidad de la economía atenta contra las inversiones, indicó el especialista, “además el incremento en los costos logísticos, de energía y producción deteriora los márgenes de ganancia de las empresas. Y esto resta recursos para investigación y desarrollo, innovación tecnológica, educación de calidad, lo que dificulta la competitividad”.

Valor agregado

Kosacoff destacó la necesidad de impulsar una mayor inserción internacional, “con oferta de productos y servicios especializados, de mayor valor agregado, por caso, la Argentina es competitiva en rubros como el del software, biotecnología, turismo o diseño”.

En el campo, las inversiones y mejoras introducidas a partir de los años 90 llevaron a producciones adaptadas a la demanda mundial, mayor productividad, expansión de la frontera agropecuaria y aumento de las exportaciones.

El proceso de detuvo a fines de la década pasada y los envíos disminuyeron entre 2011 y el año pasado.

En el caso de las exportaciones regionales, al incremento entre 1990 y 2011 de 415 por ciento, siguió un retroceso hasta el año pasado de 27 por ciento.

“El consumo local es pequeño en relación a la producción de las economías regionales, por eso es imprescindible la inserción internacional”, explicó Ezequiel de Freijo, economista de la Sociedad Rural Argentina (SRA).

Se envía al exterior cerca del 95% de la producción de té; 90% de aceitunas, lana, porotos y miel; 80% de aceite de oliva y maní; 70% de limón; 60% de trigo, arroz y ajo, según datos de la SRA.

Los cambios en la política económica llevaron a la suba de las exportaciones en el primer semestre de 2016 respecto del mismo período del año anterior: 62% en el NOA; 4% en Cuyo; 3% en la Patagonia y 8% en el Centro, mientras que las del NEA siguen retrocediendo, un 3% este semestre.

“En el NEA caen los envíos de yerba mate a Siria, también las exportaciones de mandarina. Pero aumentaron las ventas de arroz y taninos. La región necesita recuperar mercados para los cítricos dulces, mejorar la ganadería, la calidad y productividad de diversos cultivos”, indicó De Freijo.

En el NOA aumentaron las ventas de tabaco (170%), garbanzos (122%), limón fresco (63%), porotos (46%).

“En maíz se debería agregar valor en la zona, por ejemplo, destinarlo a la producción de #etanol, carne porcina, entre otras. En #arándanos, ampliar la participación en Estados Unidos; en legumbres producir variedades y diversificar mercados, por caso en India es alto el consumo, también en países de Centroamérica” señaló De Freijo.

En Cuyo crecieron las exportaciones de aceitunas (76%), ajo (72%), aceite de oliva (15%) y pasas de uva (18%). En la Patagonia aumentaron los envíos de cereza (21%), lana (31%) y carne ovina (21%).

“En manzanas y peras se debe recuperar el 7% de participación internacional que tuvimos y que ahora es del 3,5%; además recomponer el stock de ovinos, lo que permitirá cumplir con la cuota Hilton para carne de cordero”, explicó De Freijo.

En la región Centro se incrementó la venta de trigo (70%), aceite de girasol (42%), maní (37%), en tanto cayeron los envíos de lácteos, miel y sorgo. En biocombustibles se precisa consolidar el mercado de Estados Unidos y España; en miel llegar a los mercados con productos diferenciados, agregó el analista.

“La producción requiere obras de infraestructura, disminuir la inflación, los costos logísticos, además de trabajar en promoción y acuerdos internacionales”, concluyó De Freijo.

Deudas

Carlos Bastos, ex secretario de Energía, recordó que Domingo Sarmiento, en su libro Argirópolis, presentaba la falta de infraestructura como el principal problema para el desarrollo del interior: “Eso aún no se resolvió, necesitamos velocidad en el traslado de mercaderías, bajar los costos de transporte y proveer de energía a todo el país”.

En los 90 la transferencia de gastos de la Nación a las provincias, sin la correspondiente asignación de ingresos, provocó “un federalismo poco balanceado, y en el caso de las provincias pobres una mayor dependencia de los recursos de la coparticipación. Hay fuertes asimetrías en la producción de las distintas provincias”, dijo Dante Sica, director de Abeceb.

Jorge Vasconcelos, economista del Ieral, señaló: “La Argentina exporta US$ 1300 per cápita; Chile, US$ 3400. Debemos recuperar mercados en América latina, lograr acuerdos comerciales para que nuestra producción no quede en desventaja frente a países competidores que no pagan aranceles. Necesitamos dejar de mirar al país en forma radial y trabajar en una conexión en red del transporte y quitar los impuestos distorsivos”.

Por Graciela Cañete

Fuente: Diario La Nación

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias más leídas

To Top
Compartido